General Motors Co presentó este miércoles una demanda por crimen organizado contra Fiat Chrysler Automobiles NV, al denunciar que su rival participó durante años en un esquema de corrupción en el proceso de negociación con el sindicato United Auto Workers (UAW) que le permitió obtener ventajas.

General Motors dijo que buscará que FCA asuma los "daños sustanciales" que generaron estas prácticas, pero no especificó una cifra compensatoria en dinero.

FCA no pudo ser contactada de inmediato para hacer comentarios.

La acción legal llega en un momento delicado para FCA, que trabaja en una fusión con el fabricante de automóviles francés PSA y actualmente está negociando un contrato de cuatro años con el sindicato UAW.

El principal abogado de GM, Craig Glidden, dijo que la demanda no tiene relación con el proceso de fusión y que la automotriz no tiene intención de presentar una medida judicial contra UAW.

"Nuestro único objetivo es FCA", dijo Glidden a periodistas en la sede de GM.

La firma estadounidense alega que bajo el liderazgo del fallecido Sergio Marchionne, FCA sobornó a miembros del sindicato para corromper el proceso de negociación colectiva entre 2009 y 2015.

"Marchionne fue una figura central en la concepción, ejecución y patrocinio de la actividad fraudulenta", dijo Glidden.

GM aseguró que estas prácticas dejaron a la empresa pagando salarios más altos que FCA, que por su parte pudo contratar trabajadores con menor remuneración.

erp