Lilia González / EL ECONOMISTA

Los ejecutivos mexicanos redujeron su apetito por realizar adquisiciones y fusiones en el corto plazo los próximos 12 meses , intención que pasó de 57 a 36% en el último semestre (octubre 2015 contra abril 2016), como consecuencia de la volatilidad en el tipo de cambio y la inestabilidad del precio del petróleo, reveló la firma Ernst & Young (EY).

Olivier Hache, socio director de servicios de Asesoría en Transacciones de EY México y Centroamérica, mencionó que los empresarios se mantienen en incertidumbre por el eventual alza de tasas de interés por parte del Banco de México, lo que detiene la intención de la adquisición. Mientras que la sucesión presidencial en Estados Unidos aún no cobra relevancia.

Al presentar la 14o edición del Barómetro de Confianza del Capital Global EY, destacó que el 2015 fue considerado como el más exitoso en fusiones y adquisiciones con más de 300 transacciones valuadas en más 20,000 millones de dólares.

NOTICIA: Telecom mantienen vivas las fusiones y adquisiciones

En tanto, a marzo del 2016 van 100 transacciones por un monto de 6,000 millones de dólares.

El número de transacciones en proyectos de las empresas mexicanas es robusto, con una perspectiva positiva a corto plazo (...) Aunque el apetito por fusiones y adquisiciones ha disminuido en comparación con los niveles observados en el 2015 , refiere el estudio que entrevistó a 76 empresarios mexicanos.

Aunque 31% de los encuestados percibe un declive moderado en la economía local, la mayoría (65%) considera que la economía permanece estable o mejora levemente.

La ambiciosa reforma de México, los precios del petróleo y la depreciación del peso mexicano contra el dólar estadounidense son factores que contribuyen al cambio de opinión , sostuvo Hache en conferencia de prensa. Pese a que las compañías mexicanas están más enfocadas en adquisiciones menores a 1,000 millones de dólares, existe un aumento en las megatransacciones, mayores a 5,000 millones de dólares para los próximos 12 meses. Afirmó que existe un escenario más optimista por parte de los empresarios globales, quienes tienen una intención de 41% para realizar fusiones y adquisiciones en los próximos 12 meses, en sectores como automotriz y transporte, servicios financieros y tecnologías.

NOTICIA: Optimismo empresarial se diluye al inicio del año

Consumo, un boom

El socio de EY afirmó que las transacciones del retail y lo relacionado al comercio tendrán un crecimiento sin precedente en México, en el que 71% de los encuestados sostuvo que es un sector caliente y de gran potencial.

Debido a que somos un país emergente, con aumento de clase media, crecimiento del PIB cercano a 3% y baja inflación, el retail seguirá siendo líder de las adquisiciones en México , concluyó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx