La empresa minera Peñoles gasta 45% de sus ingresos en procesos energéticos, mientras que Siemens gasta la tercera parte y la proveedora de material para oficina Xerox hasta 10% de sus ganancias sólo en papelería interna.

La maximización de la ganancia es el motivo central de cualquier empresa, ellos hacen dinero y finalmente se han dado cuenta de que la eficiencia energética ya no es una aspiración romántica o ecologista, sino una verdadera forma de capitalización , dijo Isabel Studer, académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus ciudad de México.

Y es que empresas como las mencionadas, junto con Coca-Cola, Nissan y Walmart -que firmó un acuerdo con el ITESM para que académicos expertos capaciten a sus empleados y proveedores- ponen el ejemplo de cómo han cambiado sus prácticas hacia la generación sustentable luego de comprobar que estas prácticas sirven para que una empresa siga siendo rentable.

Al respecto, Carlos Pascual, exembajador de Estados Unidos en México, aseguró: Lo que estamos haciendo aquí es innovar y cambiar completamente el uso de tecnología y cómo funciona en nuestra economía a diario .

Asimismo, Pascual exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a implementar estímulos para las empresas que ahorren energía.

Walmart de México y Centroamérica firmó un convenio en materia de docencia y capacitación con el ITESM, con el fin de que esta institución brinde cursos y talleres respecto de temas como el uso inteligente del agua, en conjunto con el Centro de Agua para América Latina y el Caribe.

[email protected]