México exportó mercancías por un valor de 18,069.8 millones de dólares en mayo, un desplome de 56.7% interanual, la peor caída en los registros actuales que difunde en línea el Banco de México, desde 1993.

El descenso récord anterior se tuvo en el mes inmediato anterior, en abril, cuando fue de 40.9%, en ambos casos como consecuencia principal de acciones derivadas de la pandemia de Covid-19.

A su interior, las exportaciones petroleras retrocedieron 63.8%, a 929.3 millones de dólares, mientras que las no petroleras descendieron 56.3%, a 17,140.4 millones de dólares.

En tanto, las importaciones mexicanas de mercancías sumaron 21,592.4 millones, un disminución de 47.1%, lo que representó también la caída máxima histórica.

El mes inmediato anterior, las importaciones mexicanas de productos tuvieron una baja de 30.5%, su mayor descenso hasta entonces desde agosto de 2009, cuando ocurrió la crisis financiera internacional.

Con ello, México tuvo un déficit en su balanza comercial de 3,522.6 millones de dólares, el saldo negativo más alto desde febrero del 2019.

Dentro de las exportaciones no petroleras, las agropecuarias totalizaron 1,479.4 millones de dólares (disminuyeron 8.6%, a tasa anual), las extractivas fueron por 396.1 millones de dólares (bajaron 32.6%) y las manufactureras alcanzaron 15,264.9 millones de dólares  (una caída de 58.7 por ciento).

Como parte de las manufactureras, las automotrices decrecieron 90.1%, a 1,307.4 millones de dólares, y las no automotrices bajaron 41.4%, a 13,957.6 millones.

En el quinto mes de este año, el valor de las exportaciones petroleras fue de 929 millones de dólares. Este monto se integró por 720 millones de dólares de ventas de petróleo crudo y por 209 millones de dólares de exportaciones de otros productos petroleros.

En ese mes, el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de exportación se situó en 21.88 dólares por barril, cifra superior en 7.70 dólares respecto a la del mes previo, pero menor en 38.43 dólares en comparación con la de mayo de 2019.  En cuanto al volumen de crudo exportado, éste se ubicó en el mes de referencia en 1.062 millones de barriles diarios, nivel inferior al de 1.179 millones de barriles diarios de abril y al de 1.205 millones de barriles diarios de mayo de 2019.

Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos se redujeron 57.2% a tasa anual y las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en 51.8 por ciento.

Los retrocesos anuales más importantes en la industria manufacturera se observaron en las exportaciones de productos automotrices (-90.1%), de equipos y aparatos eléctricos y electrónicos (-51.7%), de productos plásticos y de caucho (-50.8%), de equipo profesional y científico (-45.8%) y de maquinaria y equipo especial para industrias diversas (-42.4 por ciento).

A su vez, la disminución anual en las exportaciones de productos automotrices fue resultado de reducciones de 90.7% en las ventas canalizadas a Estados Unidos y de 86.7% en las dirigidas a otros mercados.

Las contracciones anuales agropecuarias más importantes se registraron en las exportaciones de pescados, crustáceos y moluscos (-38.6%), de melón, sandía y papaya (-36.2%), de cítricos (-36%), de aguacates (-13.7%) y de frutas y frutos comestibles (-12.7 por ciento).

En contraste, las expansiones anuales más relevantes se presentaron en las exportaciones de cebollas y ajos (63.6%) y de café crudo en grano (51.4 por ciento).

“Las cifras comerciales de mayo son uno de los datos más adelantados que tenemos sobre el 2T-2020, por lo que la continuación del declive pronunciado es una mala noticia para las perspectivas de crecimiento”, opinó al respecto el Grupo Financiero Monex en un reporte.