El arranque de la nueva manufactura de Ford, Mercedes Benz en México, así como la demanda de Estados Unidos y Alemania, incentivaron la producción y exportación de la industria automotriz mexicana durante noviembre, con lo que sumaron dos meses consecutivos de crecimiento.

La producción de vehículos ligeros en México alcanzó 312,184 autos contra las 307,756 unidades del onceavo mes del 2019, que representa crecimiento incipiente de 1.44%, reportó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

De las 13 automotrices que manufacturan en México, solo cuatro (General Motors, Kia, Honda y Volkswagen) de ellas presentaron disminución en su ensamble de 12% en promedio, el resto ya muestra signos de recuperación, luego de la caída en el ensamble por el confinamiento desde finales de marzo hasta junio.

“Aunque su tasa de crecimiento se moderó (en octubre fue 11.8% y en noviembre 1.4%), la producción de vehículos ligeros lleva dos meses consecutivos en 2020 por encima de sus niveles de 2019”, destacó Julio A. Santaella, titular del Instituto.

La industria automotriz manufacturó 4,428 más unidades respecto a noviembre del 2019, luego del arranque de producción de nuevos modelos como el Bronco y Mustang Mach eléctrico de Ford.

La armadora estadounidense produjo 8,022 unidades de la Bronco Sport y 2,716 Mustang Match-E en noviembre, de los cuales exportó 6,762 unidades Bronco y 79 Mustang.

Otra de las marcas que incorporó producción fue JAC con 30 unidades de su modelo sedan J7, el cual será solo para abastecer al mercado local.

El registro de producción positivo se presenta después de dos años consecutivos de caídas, aunque el volumen alcanzado en noviembre es parecido al obtenido en el mismo mes del 2016.

De enero a noviembre del año, la industria automotriz en México ha producido 2 millones 785,927 unidades que representan 22.5% menos contra igual período del 2019, cuando se ensambló 3 millones 596,345 autos.

México tiene un potencial de manufactura mayor a los 5 millones de unidades anuales, aunque pese a haber retomado los niveles de producción y exportación prepandemia, tardará al menos 3 años para recuperar lo alcanzado en el 2019.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la recuperación económica de Estados Unidos ha sido un aliciente para el sector mexicano al demandar un mayor número de vehículos, sobre todo, los de mayor valor como son las SUV y las pick up, en donde las empresas que manufacturan en nuestro país han reforzado su estrategia de ventas.

El Inegi con datos de la industria automotriz, refirió que las exportaciones mexicanas se elevaron 4.68%, al enviar 287,703 unidades al exterior, contra los 274,845 autos de noviembre en el 2019, que las colocó como el segundo mes de mayor volumen en el año.

El envío a Estados Unidos aumentó 2.5%, en donde la industria exportó 233,344 unidades durante el onceavo mes del 2020, contra los 227,6884 autos del mismo mes del 2019.

La marca automotriz con gran dinamismo fue Mazda al crecer 263.5%, con el envío de 15,222 autos contra las 4,188 unidades del mismo mes en el 2019. Le sigue Audi que registró un aumento del 26.4% en la exportación, al enviar 14,497 unidades de la Q5, contra las 11,466 del mismo periodo de 2019.

En contraste, las automotrices que perdieron dinamismo exportador fue General Motors con 14.6%, Volkswagen con 29.5% y Kia con 5.9% durante el onceavo mes.

México ha exportado 2 millones 406,725 autos del periodo enero a noviembre del 2020, que representan caída de 23.6%, contra las 3 millones 151,457 unidades durante los once meses del 2019.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx