Al concluir el 2011, las ventas totales de Coppel registraron 58,733 millones de pesos, lo cual le permitió desplazar a Liverpool como la principal cadena de tiendas departamentales de México, después del dominio que había ejercido esta última durante los últimos años.

Tan sólo en el 2004, los ingresos de Liverpool duplicaban a los de Coppel, mientras que las ventas de la departamental dirigida por Francisco Coppel Luken eran de 15,666 millones de pesos, las ventas de la empresa dirigida por Jorge Salgado Martínez alcanzaban los 32,019 millones de pesos.

En su reporte más reciente a la Bolsa Mexicana de Valores, Coppel atribuye su fuerte crecimiento en ventas y consecuente desplazamiento de Liverpool al aumento de 7.7% que tuvo en el 2011 su piso de ventas, que le permitió disponer de una superficie total de 1.46 millones de metros cuadrados; así como la atracción de 2.4 millones de nuevos compradores que le hicieron alcanzar un total de 19.5 millones de clientes; el aumento de 20.8% en las transacciones de ventas en la división de muebles y de 19.2% en ropa.

Sin duda, el cambio de situación del sector departamental se dio tras el incremento de 18% que tuvieron en el 2011 las ventas de Coppel y el aumento de tan sólo 12% que alcanzaron las de Liverpool. En el mercado de autoservicios, el nuevo contexto equivaldría a que Soriana hubiese desplazado a Walmart.

En este sentido, destaca que Coppel ha sabido aprovechar el bajo nivel de crédito al consumo que otorga la banca comercial en México. Los ejecutivos de la empresa aseguran que la mayoría de sus clientes no son de la banca comercial, ya que sus ingresos mensuales comprobables van tan sólo de los tres a los 44 salarios mínimos, es decir, de los 187 a los 2,743 pesos, lo cual representa 68% de la población en México.

LA MAGIA DEL CRÉDITO

Actualmente, cerca de 80% de las ventas realizadas por Coppel es a crédito y sólo 20% de contado.

La división muebles representa 56.5% de las ventas totales de la departamental, mientras que la división ropa representa 35% y restante 8.5% lo aportan otros productos y servicios.

Las mercancías que más ha vendido Coppel en el último lustro son productos de telefonía celular, calzado y electrónica, tan sólo estas tres categorías representan más de 10% de las ventas de la departamental, de acuerdo con sus propios reportes.

Además, otro de los puntos clave en la estrategia de Coppel han sido los cambios en su oferta de productos tradicional, como lo son los servicios de microcréditos, ventas de seguros, transferencias de dinero, recargas de tiempo aire para teléfonos celulares, mesa de regalos para personas que contraerán matrimonio, pago de servicios públicos (agua, luz y teléfono), servicios bancarios y afore dentro de sus tiendas.

SERVICIOS FINANCIEROS, OTRO PILAR

En el 2011, los servicios financieros ofrecidos por Coppel incrementaron su cartera de crédito 14.6% respecto del año pasado.

Sobre este punto destaca que la departamental tiene celebrado un fideicomiso con Nacional Financiera (Nafin) para el apoyo de microcréditos destinados a sus clientes.

La línea de crédito otorgada por Nafin para este fin es hasta por 2,500 millones de pesos, la cual tiene como característica el ser de tipo revolvente y puede ser renovada de forma automática, en caso de que se requiera.

Con todo lo anterior, Coppel actualmente se ubica como la tienda departamental más grande de México y su participación en las ventas realizadas por las ocho principales tiendas departamentales del país ya llega a 23.84%; seguida por Liverpool, que se atribuye 23.78%; Elektra, con 21.10%; Sears, con 8.26%; Palacio de Hierro, 7.17%; Famsa, 6.18%; Sanborns, 5.0%, y Suburbia, con 4.67% de las ventas departamentales.

18% fue el incremento exhibido por las ventas de Coppel en el 2011, de acuerdo su reporte del último trimestre.

12% se incrementaron las ventas de Liverpool durante el año pasado, un ritmo menor que el de Coppel.

7.7% fue el crecimiento de la superficie de piso de ventas de Coppel durante el año pasado.

EN LOS 90, COPPEL ?ACELERÓ SU EXPANSIÓN

REGALO DE CULIACÁN

Fundada en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, por la familia cuyo apellido le dio identidad, Coppel comenzó operaciones en la década de los 40 en el negocio de la venta de regalos al contado. Progresivamente, la firma incorporaría el sistema de ventas a crédito y ampliaría su portafolio de comercialización para incluir artículos electrónicos, línea blanca, enseres domésticos, juguetería, calculadoras, artículos de viaje, artículos para automóviles, óptica, joyería y relojería. Hacia 1970 incursionaría en la venta de ropa y blancos bajo el sistema de ventas a crédito.

Hasta 1989, Coppel mantuvo una política conservadora con respecto a la apertura de nuevas tiendas y la exploración de nuevos mercados. Como resultado de esa política, la compañía terminó 1989 con 22 tiendas. No obstante, a partir de 1990 Coppel inició un programa de expansión que le ha permitido al 31 de diciembre del 2011 incrementar su número de tiendas a 553 tiendas tradicionales Coppel y 304 tiendas Coppel Canadá.

Las tiendas tradicionales Coppel cuentan con una superficie promedio de venta de 2,402 metros cuadrados y 16 departamentos especializados divididos en dos áreas: muebles y ropa. Según se desprende de su informe anual 2010, en cada nueva apertura de tienda tradicional, Coppel busca replicar el formato mencionado, ya que la estandarización de formatos facilita el proceso de instalación y apertura de la tienda, así como su operación, lo que se traduce en menores gastos operativos.

edmundo.sanchez@eleconomista.mx