Monterrey, NL. La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde afirmó que en el conflicto laboral en Matamoros  hay siete empresas en paros parciales o totales.

Y que el llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador es que haya un acceso y una garantía de que los trabajadores se organicen desde la vía de la legalidad, pero que cuando se generen actos arbitrarios pueda haber las denuncias conducentes y un procedimiento como consecuencia.

"En 45 empresas ya se resolvió el conflicto. Actualmente  siguen habiendo siete empresas distintas en paros parciales o totales", expuso la secretaria, posterior a una reunión de trabajo con empresas socias de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León.

Agregó: "el llamado el presidente ayer y hoy es muy importante, es que podamos coexistir, que haya un acceso y una garantía de que los trabajadores se organicen y que lo podamos hacer desde la vía de la legalidad emplazamiento a huelga tratando de garantizar ese derecho.

"Pero también cuando se generen actos arbitrarios, pueda haber las denuncias conducentes y que haya un procedimiento como consecuencia", recalcó la funcionaria.  

Recordó que el pasado 12 de enero 45 maquiladoras emplazaron a huelga, debido a que en sus contratos colectivos de trabajo tenían una cláusula vinculada al salario mínimo general; dicha cláusula debió desvincularse desde hace tres años y como no había aumentado el salario mínimo no había generado mayor impacto, ahora que aumentó de 88.36 pesos a 176.72 pesos, hubo un impacto por tener esta cláusula.

"Se está atendiendo el tema en Matamoros, actualmente se encuentran en Matamoros la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, Gobernación y el  gobierno del estado de Tamaulipas", destacó.

En su opinión la mejor vía para resolver los conflictos es el diálogo, privilegiando una mayor cercanía entre los empleadores y sus trabajadores, pero también mayor diálogo con los sindicatos.

"Creo  que las nuevas reglas en materia laboral nos van a dar el marco normativo que  permita dejar claro que esto tiene que existir, cercanía líderes sindicales y sus trabajadores, es decir que estén conformes con quienes los representan en las negociaciones colectivas", expuso Luisa María Alcalde.

"La realidad res que el poder adquisitivo perdió mucho su valor, no se puede ganar esa pérdida de la noche a la mañana, debe haber un equilibrio  con las nuevas reglas entre los gobiernos locales y federales y coadyuvar que se lleven de manera pacífica", indicó.