La emergencia sanitaria impactó de manera importante al mercado laboral; por un lado, miles de trabajadores del sector formal e informal perdieron sus ocupaciones y muchos otros tuvieron bajas temporales y a la par de la recuperación se han recuperado algunas plazas y creado otras en distintos sectores. Aunque durante el tercer trimestre del 2020 se han recuperado empleos y la economía presenta avances, todavía los trabajadores continúan pidiendo asesorías laborales, enfrentando juicios o conciliaciones.

Tan sólo de enero a septiembre la Profedet (Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo) atendió a 191,115 trabajadores, siendo abril, mayo y junio los meses con mayor nivel de asesorías y apoyos brindados. Durante este lapso de tres meses se concentró casi la mitad de las solicitudes para atención de los trabajadores en nueve meses que lleva el año. También se ha acumulado un total de 6,105 conciliaciones entre patrones y trabajadores y 4,856 juicios laborales.

Desde inicios del confinamiento y como respuesta al decreto de contingencia sanitaria, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) anunció que los despidos y bajas derivadas de la pandemia son ilegales: “Debe quedar claro que no existe fundamento legal para separar trabajadores o modificar unilateralmente las condiciones de trabajo”, se acotó.

Pese a los pronunciamientos de las autoridades, la condición de informalidad de muchos trabajadores los deja fuera del alcance de la protección laboral, y por otro lado el quiebre de muchas micro y pequeñas empresas impulsó miles de bajas y suspensiones en el campo formal. De acuerdo con la ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo) en abril, el mes con mayores restricciones, salieron del mercado laboral 12 millones de mexicanos de los cuales ya 8.4 millones han vuelto paulatinamente al corte de septiembre.

En el sector formal se perdieron entre marzo y julio 1 millón 113,677 ocupaciones, de las que hasta octubre se han recuperado cerca del 38%, de acuerdo con las cifras de afiliados al IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social). Por su parte, la informalidad repuntó a una tasa de 54.9% en septiembre, casi el mismo nivel que se registraba antes de la pandemia (56 por ciento).

Estas cifras revelan que, si bien el programa de reactivación ha logrado desacelerar el incremento del desempleo y los conflictos laborales, no ha sido suficiente para generar condiciones prepandémicas en el mercado laboral, que además ya presentaba muchas problemáticas.

Especialmente para el sector formal se observa que la mayor parte de la recuperación de empleos se ha presentado en rangos salariales de medios a bajos y los conflictos entre patrones y trabajadores todavía persisten.

Desde que comenzó la reactivación gradual en julio la Profedet registra un promedio mensual de asesorías brindadas significativamente mayor al del año pasado. Y las principales problemáticas en las que los trabajadores solicitan apoyo son: temas de derechos humanos, despidos y prestaciones laborales. En julio se registró un total de 22,787 trabajadores atendidos, en agosto sumaron 21,762 y en septiembre se acumularon 21,052 a escala nacional.

La mayor parte de las solicitudes y reportes a la Profedet se generaron en el Valle de México y en las entidades que conforman la región centro del país y el 42% se produjeron a través del Centro de Orientación Telefónica. Esta situación también empalma con los estados que presentaron mayor pérdida y recuperación de empleos formales que fueron la Ciudad de México, el Estado de México, estados del Bajío y algunas entidades industriales como Nuevo León y Jalisco.

A través de la Procuraduría Digital, un recurso virtual generado para cubrir las necesidades en el contexto de la pandemia Covid-19, también se han registrado al corte del 23 de octubre 11,563 reportes de abusos o conflictos de trabajadores de los cuales el 73% han sido atendidos y el resto se encuentra en revisión.

¿Qué derechos corresponden en caso de renuncia voluntaria?

  • Aguinaldo (parte proporcional)
  • Vacaciones y prima vacacional (parte proporcional)
  • Prima de antigüedad, siempre que se tengan como mínimo 15 años de antigüedad (parte proporcional)
  • Prestaciones vigentes que no estén cubiertas

¿Qué derechos corresponden en caso de despido injustificado?

  • Aguinaldo (parte proporcional)
  • Vacaciones y prima vacacional (parte proporcional)
  • Prima de antigüedad
  • Prestaciones vigentes que no estén cubiertas
  • Tres meses de salario por concepto de indemnización constitucional

Ante los despidos injustificados, el trabajador puede acudir a la Profedet para solicitar asesorías laborales y alcanzar una conciliación con su empleador. En el caso de no resolverse existe la posibilidad de interponer una demanda, si es el caso el trabajador tiene un plazo de dos meses para iniciar el proceso.

Otras problemáticas laborales

Ante la persistente crisis en el mercado laboral, la información y asesoría es fundamental para que los trabajadores que se vean involucrados en algún conflicto laboral. La Profedet asesora gratuitamente a todos los trabajadores y también funge como representante legal en situaciones de despido injustificado, riesgo y condiciones laborales, reclamo de prestaciones, pensiones por invalidez o retiro, designación de beneficiarios, antigüedad, vacaciones forzadas, bajas temporales sin goce de sueldo y aportaciones para el retiro ya sea con las Afore o en los sistemas de seguridad social IMSS e ISSSTE.

Todos los servicios de la Profedet son gratuitos.

Los trabajadores que enfrenten conflictos laborales o vulneración a sus derechos puede contactar a las oficinas regionales de la Profedet: https://www.gob.mx/profedet/articulos/procuradurias-foraneas

También pueden comunicarse al número: 01 800 911 7877 o solicitar información al correo: orientacionprofedet@stps.gob.mx

A través de la Procuraduría Digital también pueden emitir sus reportes: https://procuraduriadigital.stps.gob.mx

Para más información consultar: http://www.profedet.gob.mx/profedet/prensa/asesoria_despido.html