El inversionista mexicano David Martínez negó este lunes que sus operaciones financieras en Venezuela violen las leyes estadounidenses, como lo afirmó la agencia de noticias Bloomberg. Martínez rechazó que el gobierno de Estados Unidos haya considerado sancionarle a él o a su empresa, Fintech Advisory Inc., como parte de los esfuerzos para presionar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al limitar su acceso a financiamiento, como lo reportó la agencia el pasado 26 de febrero.

"Tengo plena confianza en que el gobierno estadounidense jamás ha considerado sancionar a Fintech o a mí por una simple razón: hemos actuado siempre en estricto cumplimiento de las regulaciones y leyes estadounidenses", dijo el inversionista en una carta aclaratoria enviada a la agencia este lunes.

Martínez aseguró que si bien Fintech estructuró transacciones con el Banco Central de Venezuela a mediados de 2017, estas operaciones fueron cerradas bajo los términos legales vigentes en Estados Unidos durante aquel año. 

El medio afirmó en su artículo que el inversionista mexicano, radicado en Nueva York, se había reunido en diciembre de 2018 en Caracas para ofrecer acuerdos que aliviarían la falta de liquidez del gobierno de Venezuela. Ante ello, Martínez explicó que la propuesta planteada en aquella visita a la capital venezolana implicaba transacciones secundarias, autorizadas en su momento por la ley estadounidense.

Martínez tenía un patrimonio neto aproximado a 2.4 billones de dólares a diciembre de 2016. El inversionista ha tratado de obtener ganancias de casi todos los casos de urgencia financiera de las recientes tres décadas, desde Grecia y Argentina hasta Pakistán. En los últimos años, ha realizado grandes inversiones en el sector de telecomunicaciones argentino. En México, fue pieza clave para la reestructuración financiera de Vitro, la mayor fabricante de vidrio del país.

"Es inconcebible que Fintech y otros socios involucrados no observaran cuidadosamente las reglas de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) para este tipo de transacciones. Las operaciones no ocurrieron y, obviamente, las circunstancias sobre las sanciones estadounidenses a Venezuela han cambiado significativamente desde entonces", dijo Martínez en su misiva.

El empresario advirtió que el texto publicado por la agencia se basó en tres fuentes anónimas que Fintech Advisory considera con conflicto de intereses y que están completamente desinformadas sobre el tema.

El dueño de Fintech Advisory reiteró que esta empresa ha mantenido una abierta comunicación con la OFAC y que, tras la publicación del artículo, se habló con el organismo para reafirmar su compromiso con sus regulaciones.

"La OFAC no comunica sus intenciones, pero las acciones hablan más que las palabras: ni Fintech ni yo hemos sido sancionados y no existen razones para pensar que eso puede ocurrir", dijo. Martínez insistió en que su empresa ha operado con éxito por más de 30 años en estricto cumplimiento de la ley.