El ahorro estimado por las compras consolidadas de medicamento y material de curación en 2020, considerando la demanda máxima, ha sido de 18,000 millones de pesos. Los ahorros de alrededor del 25% fueron posibles incluso con las condiciones adversas prevalecientes en el mercado, provocadas por la crisis sanitaria y económica mundial, revela el Segundo Informe de Gobierno.

En el apartado de Política y Gobierno del informe presidencial detalla que la mayoría de las compras se realizaron con proveedores internacionales, a partir del análisis de proveedores que podía ofertar las mejores condiciones para el Estado Mexicano, de ahí que “66% del valor de las compras de medicamentos se hicieron a proveedores internacionales, incluidos los que tienen plantas de producción en el país, y una tercera parte se adjudicó a proveedores nacionales”.

En 2020, los bienes terapéuticos se adjudicaron a más de 240 laboratorios y ninguno acaparó más del 7% del valor total de la compra. Anteriormente más del 70% de las compras estaban concentradas en tres participantes, en algunos casos suministrando medicamentos con precios superiores al 100 por ciento.

El análisis que hizo el gobierno federal de dicha adjudicación fue que de la compra consolidada para el ejercicio fiscal 2020, ha permitido obtener el mejor tratamiento terapéutico disponible; ampliar la cobertura de atención para los pacientes y adquirir a los mejores precios.

Como parte de los ahorros significativos destaca la compra de antirretrovirales, específicamente de “Emcitrabina”, en donde se logró un ahorro de 66%; mientras que para la Hemofilia con el Factor IX plasmático, el ahorro fue del 65 por ciento.

Asimismo, se adjudicó la compra de la demanda anual de 28 medicamentos oncológicos, del Sector Salud y otros entes consolidados, con proveeduría escasa a nivel mundial, y con el apoyo de la Secretaría de Salud, se adjudicaron más de 125 medicamentos para cubrir la totalidad de claves utilizadas para tratar el padecimiento.

Adicionalmente, se instruyó a la Secretaría de Salud para realizar una compra adicional de ciertos medicamentos con escasez mundial, con la finalidad, indica el informe de gobierno, de garantizar la cobertura de las necesidades de las dependencias y entidades, y así, generar un inventario con una segunda fuente de abasto.

Cabe destacar que dentro de los ahorros que el gobierno federal reporta para el primer semestre de este año, respecto al 2019, la compra de medicamentos ocupa el tercer lugar, con 18,000 millones de pesos; después de las compras de gobierno (80,672 millones de pesos); y materiales y suministro (46,984 millones de pesos). En el informe también se resalta el Acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos para eficientar la compra de medicamentos y el material de curación, “este acuerdo asegura las mejores condiciones disponibles de contratación y una distribución justa”, indica.

pilar.martinez@eleconomista.mx