Tras reunirse con el CEO global y director ejecutivo de The Coca-Cola Company, James Quincey, el presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que la multinacional mostró interés en seguir invirtiendo en México, además de que fue tratado el tema del nuevo etiquetado de alimentos y un programa de apoyo para tenderos.

En materia económica, el mandatario mexicano explicó que, ante la diversificación de sus productos, The Coca-Cola Company se comprometió a adquirir materias primas de productores nacionales, además de un posible apoyo a un millón 200,000 dueños de pequeñas tiendas de abarrotes con créditos a la palabra para atender las pérdidas por el covid-19. “Ellos me informaron que están diversificando su producción (...) así como tienen el refresco, tienen ahora la venta de leche, que están comprando -y ese es el compromiso que se hizo- a los productores nacionales”.

“Entonces ya tienen, además del refresco, 70 productos y consumen frutas y consumen productos del campo, y el compromiso es que no importen materia prima, que compren aquí”, adelantó durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador dijo que tras explicar cómo es que su administración está entregando créditos a pequeñas empresas en el marco de la crisis generada por el Coronavirus, “ellos han hecho el compromiso de hacer una revisión para que se entreguen créditos a un millón 200,000 pequeñas tiendas de abarrotes, buscando que no haya intereses, que sea a la palabra”. Sobre la aplicación de la NOM 051 para el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas que excedan los parámetros establecidos de azúcares, sodio, grasas y calorías, se dijo que la empresa aceptó la definición de la nuevas reglas, al tiempo que buscan un equilibrio para no prohibir y limitar la posibilidad de inversión. “Ellos han aceptado ya la definición de las nuevas reglas (...) pero no es suficiente con la inversión pública, hace falta la inversión privada”, dijo.

maritza.perez@eleconomista.mx