El programa de agricultura por contrato que se creó hace 8 años para asegurar la comercialización de las cosechas nacionales, ahora es blanco de desaparición por una medida unilateral de la Secretaría de Agricultura Ganadería y Pesca y Alimentación (Sagarpa), y que podría generar incertidumbre, sobretodo, en la producción de maíz.

Entrevistados por separado, Benjamín Grayeb y Álvaro Ley, importantes miembros del Consejo Nacional Agropecuario y productores de aguacate y tomate, respectivamente; coincidieron en que la determinación de las autoridades federales debe ser reconsiderada, pues no se puede desaparecer el programa de un día para otro, y propusieron que se realice de forma gradual, o de lo contrario se deje como ha venido funcionando como hasta ahora.

Benjamín Grayeb sostuvo que el gobierno federal anunció el 31 de julio el nuevo programa de administración de riesgos de mercados a través de intermediarios financieros en sustitución del programa de agricultura por contrato… pero lo hizo sin consulta y opinión del sector .

Y se estima que se reduzca a 25% lo que se tenía destinado para el programa, además de que se están poniendo mayores requerimientos como no estar dentro de un buro de crédito y estar dentro de alguna financiera a lo que no todos los productores tienen acceso, sobre todo los mas pequeños.

Si nosotros hubiéramos apostado más a agricultura por contrato en años anteriores hubiéramos tenido una mejor cosecha de granos pero esta decisión va a generar una crisis en producción, si nosotros producimos menos y hay escasez, y menos oferta, mayor demanda los precios vana subir y esto va a agudizar la crisis alimentaria de México que ha pasado a segundo término con al crisis financiera, pero la cris ahí esta .

Detalló que el nuevo programa denominado Programa de administración de riesgos de mercados a través de los intermediarios financieros (PARMIF) solo es una opción para la adquisición de coberturas de precios, no un esquema que facilite y asegure la comercialización de las cosechas.

Port su parte, Álvaro Ley, sostuvo que se llevan a cabo intensas pláticas con las autoridades para hacer ajustes que permitan transitar al nuevo esquema de manera gradual el tiempo necesario, pues ahora sólo 30 empresas grandes son las que han accedido al nuevo esquema, y en el estado de Chihuahua hay fuertes riesgos de que se vena afectados los productores de maíz.

pmartinez@eleconomista.com.mx