La hamburguesa Brontodoble y la malteada Locopopote características de Burger Boy, cadena de comida rápida que fuera insignia en el país en los 80, podrían disfrutarse nuevamente muy pronto, pues la firma prepara su regreso a México en dos etapas: venta de sus productos en supermercados y posteriormente apertura de restaurantes boutiques en zonas como la ciudad de México, Guadalajara, Querétaro y Guerrero.

Burger Boy fue pionero en la comida rápida en México, cuando los mercados internacionales aún estaban cerrados. En aquel entonces no estaban preparados para la competencia, tan es así que cuando entra el TLC, viene aquel monstruo. Burger Boy no termina ni se olvida, nada más se duerme , aseguró Zuhaila Caram, vicepresidenta de Burger Boy México.

En entrevista, Caram explicó que hoY los retos son completamente diferentes: Con el alza del dólar, debemos empezar a utilizar los recursos nacionales, porque aquí tenemos todo: obligará a los empresarios a voltear a ver lo que hay en casa .

Entre noviembre y diciembre de este año, Burger Boy lanzará al mercado su portafolio de productos consistente en carne congelada y pan para hamburguesa, catsup, mayonesa, mostaza, helados, papas a la francesa congeladas, así como chiles en rajas, los cuales estarán disponibles en las principales marcas de supermercados del país.

Esta primera etapa es porque buscamos llegar a las nuevas generaciones a través del reconocimiento de los padres que alguna vez fuimos niños Burger Boy, quienes encontrarán los productos en los anaqueles y querrán llevarlos a casa y compartir con sus hijos esta nostalgia de los 80 , detalló la VP.

Posteriormente, a finales del 2017 e inicios del 2018, se dará la apertura de los dos primeros restaurantes boutiques, uno ubicado en Interlomas y otro en el sur de la ciudad de México, para ocho meses después comenzar con la expansión en el interior de la República: Guadalajara, Querétaro, Monterrey, Morelos y Guerrero.

Cuando ya cuenten con las sucursales en los estados, es cuando la firma analizará el negocio de franquicias, aunque Caram adelantó que ya hay muchos interesados.

Los restaurantes serán espacios de 1,000 metros cuadrados con un diseño retro, pero dándole un toque actual, acompañado de una tienda boutique, así como de un área lúdica. La inversión para cada uno de estos establecimientos será de 1 millón de dólares, aproximadamente.

[email protected]