Representantes de la Secretaría de Agricultura, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), participan en Sesión General número 86 de la Asamblea de Delegados de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Durante el foro realizado en París, Francia, el director en jefe del Senasica, Enrique Sánchez Cruz, dijo que México está consciente de que las enfermedades no reconocen fronteras, por lo que une esfuerzos con otras naciones para trabajar en materia de sanidad.

Señaló que, por esta razón, se trabaja por regiones, donde México y Guatemala elaboran diversos temas en conjunto, como el Programa Mosca del Mediterráneo (Moscamed), para el control de esta plaga y evitar su diseminación en la región.

Asimismo, refirió, “también tenemos acciones bilaterales con países de Centroamérica, como Panamá y Nicaragua, entre otros”.

En este marco, Sánchez Cruz y el director de Salud Animal del Senasica, Joaquín Braulio Delgadillo Álvarez, sostuvieron una reunión sobre el trabajo de cooperación entre el Senasica y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en dicho encuentro se abordó el Proyecto Trinacional, el cual se tiene entre México, Estados Unidos y Panamá para la prevención y control del Gusano Barrenador del Ganado.

En este foro, al que asisten unos 700 representantes de los 181 países miembros de la OIE, el Senasica informó que durante 2017 rechazó más de dos mil cargamentos de productos agropecuarios que podían contener 71 plagas de importancia cuarentenaria, lo cual representaba riesgo para la producción de alimentos y la salud de los habitantes del país.

Detalló que en los 12 meses se revisaron nueve millones 278,281 equipajes en puertos y aeropuertos, 211,591 aviones comerciales y privados, 14,522 barcos comerciales, cruceros y yates y 185,531 contenedores de ferrocarril, con mercancías agropecuarias.

Como resultado se destruyeron 753,59 kilos de mercancías que fueron retenidas, 615,451 en barcos y 137,609 kilos producto de la revisión de aviones.

La flor de Jamaica, uva, papa, manzana, nuez con cáscara, chile seco, arroz, cacahuate sin cáscara, semilla para siembra y flores frescas son los productos vegetales que con más frecuencia se rechazan, apuntó.

Mientras que entre los productos de origen animal se tienen equinos para sacrificio, carne y despojos de ave, alimento balanceado, porcinos, quesos, bovinos, cueros crudos de bovino, ovinos, despojos de porcino y leche en polvo.