La Secretaría de Relaciones Exteriores publicó este jueves, en el Diario Oficial de la Federación, un decreto con el cual México pone en vigor el Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El objetivo del AFC es impulsar el comercio mundial agilizando el movimiento y despacho de aduana de las mercancías, para hacer más eficientes los trámites y operaciones de comercio exterior, eliminar obstáculos administrativos y reducir los tiempos de entrega y costos de transacción.

La no puesta en vigor de este acuerdo fue uno de los cuestionamientos que hizo el gobierno de Estados Unidos en un posicionamiento sobre el Informe de Políticas Comerciales que presentó esta semana México a la OMC.

El AFC fue aprobado por el Senado de la República en abril del 2016, y en julio, México notificó a la OMC la ratificación del mismo, pero faltaba su publicación oficial.

De conformidad con la notificación presentada por México al Comité Preparatorio sobre Facilitación del Comercio de la OMC, la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo que México implementará todas las disposiciones del AFC al momento de su entrada en vigor.

Además, México cumplirá cabalmente con el compromiso de eliminar los subsidios a la exportación de productos agrícolas; de hecho, las notificaciones que México presentó del 2012 al 2015 sobre subsidios a la exportación agrícola indican que éstos no se han otorgado.

Según la Secretaría de Economía de México, el AFC otorgará certidumbre jurídica a los agentes económicos y actualizará las normas de la OMC para incorporar prácticas que las aduanas han desarrollado en el transcurso de los últimos 20 años; por ejemplo, la automatización de procedimientos aduaneros, los pagos electrónicos y la creación de la ventanilla única de comercio exterior.

La OMC destacó que el AFC prescribe muchas medidas para mejorar la transparencia y la previsibilidad del comercio transfronterizo y crear un entorno comercial menos discriminatorio.

[email protected]