La Comisión Federal de Competencia (CFC) inició una investigación por la posible comisión de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de telefonía móvil en el territorio nacional.

En el extracto, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el organismo que preside Eduardo Pérez Motta especificó que, derivado de la información aportada por los denunciantes en el expediente DE-014-2011 , tiene elementos suficientes para el inicio de una investigación por prácticas monopólicas absolutas en el mercado de telefonía celular.

Detalló que las posibles prácticas monopólicas absolutas a investigar consisten en contratos, convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea fijar, elevar, concertar o manipular el precio de venta, así como dividir, distribuir, asignar o imponer porciones o segmentos de un mercado actual en el mercado de referencia.

El mercado a investigar es el de telefonía móvil en el territorio nacional. De acuerdo con el órgano antimonopolios, el extracto publicado representa el inicio de un procedimiento de investigación en el que aún no se han identificado las conductas que pueden constituir prácticas monopólicas ni se han determinado los sujetos a quienes se dará garantía de audiencia como probables responsables de infracciones a la Ley Federal de Competencia Económica.

La CFC autorizó al Director General de Investigaciones de Prácticas Monopólicas Absolutas y Restricciones al Comercio Interestatal a expedir órdenes de presentación, de documentación e información relevante y cite a declarar a quienes tengan relación con la investigación, así como a realizar visitas de verificación en cualquier domicilio en donde se presuma que existen elementos necesarios para la debida integración de la investigación y para tramitar, coordinar y supervisar el procedimiento, utilizando, en su caso, las medidas de apremio correspondientes.

El periodo de investigación comienza a partir de la publicación en el DOF.

En el 2010, la CFC declaró dominante a Telcel en el mercado nacional de servicios de telefonía móvil al usuario final.

A partir de las resoluciones del órgano antimonopolios, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), dentro de sus facultades, puede determinar si le aplica una regulación diferente al resto de los operadores, lo que representa imponerle obligaciones específicas en términos de precio, calidad e información o, en su defecto, regular los insumos críticos que pueden estar en la raíz sustancial.

La resolución de la CFC, en la que determinó dominante a Telcel, fue producto de una investigación iniciada en el 2008.

[email protected]