La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) alertó que México incrementó la importación de vehículos “chatarra y contaminantes” durante enero, en medio de una crisis en las ventas de camiones nuevos.

Durante enero pasado se importaron 867 vehículos pesados usados, que representa un incremento del 4.5% respecto a enero del 2020, periodo en el que se adquirieron 830 unidades usadas.

El presidente ejecutivo de la ANPACT, Miguel Elizalde, reprochó que “mientras las ventas de unidades nuevas cayeron en nuestro país, las importaciones de vehículos chatarra que son contaminantes, inseguros e ineficientes aumentaron”, por lo que demandó a las autoridades a tomar acciones.

Lamentó que el incremento de la importación de vehículos pesados chatarra y la caída de ventas al menudeo de vehículos pesados nuevos, son un claro ejemplo de que la renovación vehicular en México no se da por decreto.

Durante enero se comercializaron al menudeo 2,114 vehículos pesados nuevos, lo que significó una disminución de 11.7% en las unidades vendidas, de acuerdo con datos de la ANPACT.

“El tener que vender exclusivamente vehículos nuevos con tecnologías EuroVI/EPA'10, sin contar el suministro de Diésel Ultra Bajo Azufre (DUBA) en todo el país, alentará la importación de vehículos usados chatarra, tal como está sucediendo”, advirtió Elizalde.

Comentó que es preferible renovar la flota vehicular con la tecnología actual y que el uso de las tecnologías EuroVI/EPA'10 permanezca voluntario, en lugar de generar incentivos negativos que perjudicarán la renovación vehicular y la reducción de emisiones de contaminantes.

Por el contexto que estamos viviendo en el sector energético en México, dijo el presidente de la ANPACT, es fundamental para la industria productora de vehículos pesados, una de las más importantes del país, tener la certeza sobre el suministro de los combustibles adecuados —en este caso el DUBA— haciéndolo obligatorio en todos los municipios del país antes que la normativa ambiental, para mantener a México como potencia mundial número uno en exportaciones de tractocamiones y sexto lugar en vehículos pesados.

Para atender esta problemática, la ANPACT propone un ajuste a la NOM-044-SEMARNAT-2017, tal y como se hizo a finales de 2020, para que permita la convivencia de las tecnologías vigentes (EuroV / EPA'07) con las tecnologías EuroVI / EPA'10 hasta que sea se tenga el suministro del DUBA en todo el país.

En este sentido, la ANPACT ha propuesto una reunión con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), María Luisa Albores, con la finalidad de presentar soluciones ante el impacto negativo de la NOM-044 en términos ambientales, sociales, económicos y de renovación vehicular, señaló Miguel Elizalde, al confiar “en que seguros que juntos podemos encontrar soluciones y reducir emisiones de manera significativa”.