Al presentar el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se ha actuado bien en el rescate de la industria petrolera y que “sembrar el petróleo” es la estrategia para continuar con su recuperación, con apoyo a la empresa productiva del Estado.

Explicó que dicho plan consiste en seguir apoyando a Pemex en los primero tres años de su gobierno, con presupuesto y reducción de impuestos para que tenga recursos y pueda invertir, y que en los últimos tres años, ya con más producción y con los excedentes la empresa petrolera contribuirá al desarrollo de México.

“Se ha actuado bien en el rescate de la industria y estamos optimistas a pesar de que los adversarios quisieran que nos fuera mal en eso y otras cosas, pero se van a quedar con las ganas”, expresó el mandatario federal en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Durante los próximos tres años, la Secretaría de Hacienda destinará 141,000 millones de pesos para apoyar las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), con lo que el rescate de la empresa se extenderá hasta el 2022 y no hasta el 2021 como había asegurado el presidente Andrés Manuel López Obrador, según el nuevo Plan de Negocios de la empresa.

En conferencia matutina, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, explicó que para el 2020, la aportación del gobierno a Pemex será de 66,000 millones de pesos, monto que será de 38,000 millones de pesos en 2021 y de 37,000 millones de pesos en 2022.

En el acumulado de los tres años siguientes, la aportación gubernamental será de 12% del presupuesto acumulado de la empresa y se sumará la reducción de la carga fiscal por concepto de derecho a la utilidad compartida (DUC), que en conjunto durante los próximos dos años implicará cobrarle 128,000 millones de pesos menos a la empresa.

La reducción de este cargo impositivo, que representa más del 85% de la carga directa en la producción de petróleo y se ubica en 65%, se sumará a los 30,000 millones de pesos que se le reducirán en 2019, pero será inferior a lo proyectado el mes pasado por el director de Finanzas de la empresa, que había previsto una reducción de 47,100 millones de pesos para el 2020 y de 91,100 millones de pesos para el 2021.

De esta forma, sumando la aportación gubernamental y la reducción del derecho a la utilidad compartida, en los siguientes tres años Pemex tendrá recursos adicionales por 111,000 millones de pesos en 2020, es decir, 31% de los recursos totales de los que dispondrá la petrolera el próximo año, que según el Plan de Negocios se elevarán a 347,000 millones de pesos, monto que resulta inferior al presupuesto de 464,601 millones de pesos del 2019.

Para el 2021, la aportación gubernamental y la reducción del DUC será de será equivalente a 29% del financiamiento total con que contará la empresa, que se elevará a 411,000 millones de pesos. Para el 2022, ya no se pretende aplicar la reducción al DUC, pero sí aportación gubernamental que será de 9% de los recursos de la empresa.

Además, por eficiencias en contratación de servicios, Pemex pretende conseguir recursos adicionales por 108,000 millones de pesos entre el 2020 y el 2023 de la siguiente forma: 14,000 millones en 2020; 40,000 millones de pesos en 2021; 40,000 millones en 2022, y 14,000 millones de pesos en 2023. Así, en 2023 la empresa contará con un financiamiento de 389,000 millones de pesos de los cuales 96% serán recursos propios.

Únicamente durante el último año de la presente administración no se contemplan ahorros por eficiencias en contrataciones, ni disminución de la carga fiscal o aportaciones gubernamentales, por lo que para el 2024 la empresa tendrá recursos financieros por ingresos propios de 392,000 millones de pesos.

[email protected]