Monterrey, NL. AHMSA redujo la capacidad de producción de acero de 4 millones de toneladas anuales el año pasado, a 3 millones de toneladas en 2019, sin embargo, la expectativa de una pronta ratificación del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) impulsaría la demanda futura de acero, aseguró James Pignatelli, CEO interino de la empresa.

"En términos de capacidad el año pasado, por ejemplo, se produjeron 4 millones de toneladas, por lo que (este año) hemos disminuido alrededor del 25%", dijo el directivo en el marco de la Asamblea General de la Asociación Mundial del Acero (Worldsteel).

Pignatelli dijo que es importante para AHMSA aumentar la producción y trabajar con sus proveedores.

Estimó que cada vez más la firma se está acercando a sus niveles de producción, por lo que pidió tener confianza en la acerera con sede en Coahuila, así como en Alonso Ancira, dueño de la firma acerera.

"Desafortunadamente hemos sufrido una especie de daño colateral en una investigación sobre la empresa y estamos haciendo todo lo posible para mejorar la condición de la compañía", dijo el directivo.

En mayo pasado, Alonso Ancira Elizondo, dueño de AHMSA fue detenido en España a petición del gobierno mexicano, debido a que Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectaron trasferencias irregulares desde la cuenta de AHMSA a empresas vinculadas a Odebrech y al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Aranceles de Estados Unidos

El CEO interino explicó que la situación de los aranceles que impuso Estados Unidos a las exportaciones de algunos productos de acero perjudicaron a la industria y tomará tiempo salir de esa situación.

Es de vital importancia la ratificación del T-MEC por parte de Estados Unidos, debido a los requisitos de fundición y vaciado de acero requieren de un cierto porcentaje, de 75% de contenido nacional. Por ello, es deseable que la economía estadounidense continúe creciendo para que impulse la futura demanda, dijo.

Una razón más de que la producción haya disminuido fue el congelamiento de las cuentas de la empresa por algunos días debido a que los acreedores externos se alejaron por "las acusaciones infundadas de corrupción" y eso provocó dificultades al tratar de dirigir a una empresa con 19,000 empleados sin ninguna línea de crédito, destacó el directivo.

En cuanto a las oportunidades de producción dijo que le gustaría estar produciendo planchón y placa de acero y que AHMSA está trabajando para poder servir a un mercado de mayor valor.

"Por eso que digo que es importante que el TMEC debe ser modificado, porque con ese requisito de 75% del acero fundido, se abrirá una gran oportunidad para nosotros, y somos creyentes que Estados Unidos continuará requiriendo automóviles que esencialmente se producirán en la parte norte de México", dijo James Pignatelli.

kg