La economía de la Unión Europea (UE) creció 0.4% en el tercer trimestre de este año, cifra igual a los tres meses precedentes, informó la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

En la zona del euro el crecimiento de julio a septiembre fue de 0.3%, una décima menos que en el segundo trimestre.

Comparado con el mismo periodo del 2014, el Producto Interno Bruto (PIB) mejoró 1.9% en los 28 países miembros de la UE y 1.6% en los socios del euro.

Entre las principales economías europeas, Alemania y Francia registraron un incremento de 0.3% en el PIB a nivel trimestral.

Sin embargo, para Alemania el resultado fue una décima menos que en el segundo trimestre, mientras que para Francia supone el regreso a las cifras positivas, luego del estancamiento registrado entre mayo y junio pasados.

La economía de España creció 0.8%, dos décimas menos que en el trimestre precedente, y la de Italia avanzó 0.2%, una décima menos.

Por su parte, Grecia registró en el tercer trimestre una caída de 0.5% en el PIB, contrastando con el avance de 0.4 observado en los tres meses anteriores.

Economistas indicaron que la menor expansión en el tercer trimestre se debió a un comercio neto negativo con el resto del mundo, que fue claro en el caso de Alemania, Francia e Italia.

Presión para el BCE

Esta primera estimación del crecimiento del PIB en la zona euro pone una vez más bajo la lupa los anuncios que hará el Banco Central Europeo (BCE) en su próxima reunión de diciembre.

Este resultado también es menor a las proyecciones de los miembros del BCE, lo que sumaría un punto fuerte a favor de que el BCE refuerce el estímulo monetario en diciembre , indicó Nick Kounis, jefe de investigación macro y de mercados financieros en el banco ABN AMRO.

Si el BCE necesitaba un impulso final para decidirse, es éste , añadió.

Por su parte, Jonathan Loyenes, economista jefe para Europa de Capital Economics, refirió que los datos publicados sólo alimentan la necesidad de medidas de estímulo adicionales del BCE .