La tasa cambiaria del euro es demasiado baja para Alemania y la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE) ha impulsado el superávit exportador de la economía germana, afirmó el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, en una entrevista a un diario.

Schäuble hizo estos comentarios después de que Peter Navarro, principal asesor comercial del presidente estadounidense, Donald Trump, indicara esta semana que Alemania está usando un euro sumamente subvalorado para obtener ventaja sobre Estados Unidos y sus socios europeos.

El BCE debe hacer una política que sirva para Europa en su conjunto , comentó Schäuble en un extracto de una entrevista que se publicará en la edición dominical del diario Tagesspiegel. Es demasiado laxa para Alemania .

Estrictamente hablando, la tasa cambiaria del euro es demasiado baja para la posición competitiva alemana , aseveró. Cuando el jefe del BCE, Mario Draghi, se embarcó en la política monetaria expansiva, le dije que aumentaría el superávit exportador de Alemania , agregó el ministro.

Entonces prometí no criticar de forma pública este rumbo (de política). Pero ahora no quiero ser criticado por las consecuencias de ésta , explicó Schäuble.

Asimismo, en su entrevista con el periódico, Schäuble cuestionó por qué un presidente estadounidense querría dividir a Europa, dado que el continente está más cerca de ellos que cualquier otro en el mundo ; indicó que no creía que Trump estuviera tratando seriamente de dividir a Europa; sin embargo, estaba tratando mucho.

Según el Instituto Ifo, Alemania registró un superávit comercial alrededor de 300,000 millones de dólares el año pasado, superando a China en más de 50,000 millones de dólares para mantener el mayor superávit comercial del mundo.

Las críticas del ministro de Finanzas alemán a la política monetaria que ha ejercido Mario Draghi sobre el BCE son las últimas en una serie de ataques hacia éstas.

Por su parte, el viernes Draghi se presentó en Eslovenia, donde pronunció un discurso a favor de la unificación europea, defendiendo la moneda común y aplaudiendo algunas de las políticas de reforma laboral de Alemania.