El sector hacendario tendrá un gasto de 20,228 millones de pesos este año, esto es una disminución de 17.4%, en términos reales, respecto al año pasado, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021.

El gasto de este sector representa sólo 0.3% del gasto total que fue aprobado para el gobierno este año, por poco más de 6.2 billones de pesos.

En lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el discurso oficial ha sido la austeridad republicana; sin embargo, en diversas ocasiones expertos han dicho que esta austeridad se ha enfocado sólo en los presupuestos de los ramos administrativos del gobierno, por lo que no se ha hecho una reingeniería del gasto público.

A detalle se observa que 16,656 millones de pesos se destinarán al gasto en servicios personales dentro del sector hacendario —en donde también se encuentra el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Banco del Bienestar, entre otras entidades y órganos desconcentrados— mientras 2,786 millones de pesos se destinarán al gasto de operación.

En tanto, habrá 443 millones de pesos para otros gastos corrientes, 338 millones para gasto en inversión —los cuales en su totalidad se darán al interior de la Unidad de Asuntos Internacionales de Hacienda— y 4 millones serán subsidios.

La unidad central, en donde se encuentra la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tendrá una reducción en su presupuesto 7% anual al destinársele 3,833 millones de pesos este año. Dentro de esta secretaría se encuentran la Tesorería de la Federación, la Oficialía Mayor, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Procuraduría Fiscal de la Federación y otras unidades más.

Reducción mayor en Banco del Bienestar

Respecto a las entidades que son apoyadas en este ramo se observó que el Banco del Bienestar es la que cuenta con una mayor reducción en su presupuesto, al pasar de 493 millones de pesos (cifras del 2021) a 309 millones, lo que significa una disminución de 37.2% anual.

Entre los órganos administrativos desconcentrados, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) tendrá recursos por 197 millones de pesos, 4.9% menor a los que se le asignaron el año pasado, mientras que la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) tendrá una disminución presupuestal de 4.3 por ciento.

Respecto al SAT, la caída en su presupuesto es por 2.7%, pese a que el fisco deberá recaudar 3.5 billones de pesos, según la Ley de Ingresos de la Federación  2021, 2.5% más que los 3.3 billones de pesos que se recaudaron en el 2020, de acuerdo con las cifras preliminares de la institución a cargo de Raquel Buenrostro difundió este martes.

“El combate a la evasión fiscal es la gran apuesta para mantener en un nivel relativamente estable los ingresos tributarios, lo que implica que no existirán nuevos impuestos ni se modificarán las políticas de beneficios fiscales. Así, del Servicio de Administración Tributaria dependerá que la recaudación no se vea seriamente afectada el próximo ejercicio fiscal, y con ella la posibilidad de financiar bienes y servicios públicos”, indicó Fundar en un análisis.

En tanto, la CNBV tendrá una disminución de 1.8% con un presupuesto de 1,489 millones de pesos —con más entidades por regular este año—, mientras que el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales de 1.6% con 110 millones de pesos.

ana.martinez@eleconomista.mx