El mercado anticipa que el Producto Interno Bruto de México (PIB) registrará un crecimiento de 5.7% este año, con lo que el consenso de expectativas recabado mensualmente por la consultoría internacional FocusEconomics hila un séptimo ajuste consecutivo al alza.

La nueva previsión está cuatro décimas arriba de la media estimada en junio, cuando proyectaron un avance de 5.3% y se aleja cada vez más de 3.9% que estimaron en enero.

Al interior del LatinFocus Consensus Forecast de junio, en el apartado dedicado a México, explican que las mejores perspectivas económicas están sostenidas en el rápido crecimiento de Estados Unidos y sus canales de impacto en México a través de las remesas a México y las exportaciones.

En el detalle de la información se observan importantes diferencias en los pronósticos entre los 43 panelistas consultados, donde 12 tienen la expectativa de un rebote del PIB que puede superar 6 por ciento.

El número de analistas que tienen esta proyección extrema, supera cuatro veces a los tres que el mes pasado tenían esta misma previsión.

En específico los encuestados con las expectativas más altas de crecimiento para México en el 2021, superior a 6%, son J.P. Morgan con una expectativa de 6.8%; Itau Unibanco (6.5%); BBVA, Invex; UBS, y Société Générale que coinciden en proyectar un avance de 6.3%; Actinver y Standard Chartered que estiman un crecimiento de 6.2% y cuatro grupos que concuerdan en prever un avance de 6% que son: Barclays Capital; HSBC;  Oxford Economics y Prognosis.  

En el extremo de las expectativas recabadas por la consultoría, están las más bajas esperadas por la consultoría de negocios CABI, que anticipa un avance del PIB de 4.3% y Torino Capital, que prevé un desempeño de 4.4 por ciento.

Demanda interna acotada

Pese al impulso que registrará México este año apoyado por Estados Unidos, el equipo de economistas de FocusEconomics matiza en la lectura de los análisis que “el apoyo fiscal débil (durante el primer año de la pandemia) probablemente pesará en una demanda interna que se mantendrá baja.

“El aumento de casos de Covid-19 desde junio, una vacunación aún lenta y el entorno empresarial incierto en medio de intentos del Presidente de deshacer las reformas liberalizadoras de su predecesor nublan las perspectivas futuras”, resaltaron.

Así, se entiende que para el 2022, la perspectiva del consenso del mercado recabado por FocusEconomics es de un retorno a la tendencia habitual, que fijan en 3 por ciento.

Inflación y tasas

En el reporte también recogieron las expectativas que se tienen para la inflación y las tasas de interés. El consenso de las previsiones es de una fluctuación de 5.2% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para el cierre del 2020, que resulta del máximo que consideran tres panelistas que podría llegar arriba de 6%, que son BBVA , Casa de Bolsa Finamex y Monex.

Para la tasa de interés de referencia, estiman que cerrará el año en 4.77%, lejos del 4.25% donde se encuentra ahora. Para este indicador, Barclays fue el panelista con el pronóstico más alto para la tasa de interés, que es de 5.25 por ciento.

ymorales@eleconomista.com.mx