Las medidas que anunció el gobierno federal para enfrentar la fase 2 de la epidemia de Covid-19 son insuficientes para mitigar el impacto económico que pueda generar al país, comentaron expertos.

“Todavía no estamos viendo un programa de reactivación a la economía, siguen siendo programas dirigidos a la salud con reasignaciones presupuestarias y adelantando algunos gastos”, refirió José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

A través de incrementar el presupuesto de las Secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Salud se llevarán a cabo el Plan Marina y el Plan DN-III. Sin embargo, no se anunció ningún tipo de estímulo ni incentivo fiscal para ayudar a las empresas a mantener los empleos e ingresos de los trabajadores.

Con dicho escenario, remarcó De la Cruz, México se queda rezagado frente a lo que hacen otros países para reducir los efectos colaterales que produzca el Covid-19. Es decir, —añadió— se enfocan en reforzar los recursos de los programas sociales, y en otros lugares en inyectar recursos al sector privado para mantener los empleos.

“Cada día que pasa se pierde la oportunidad de evitar una afectación mayor (...) Pareciera que el gobierno no tiene claro todavía de qué tamaño será el hueco fiscal que se tendrá por la caída en los precios del petróleo y por el hecho de que la recaudación del IVA e ISR se va a caer”, comentó.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria, comentó que, si bien se ha dado prioridad a la parte sanitaria para evitar más contagios, el gobierno sí debe adelantar políticas contra-cíclicas para evitar un mayor daño a la economía.

“Se hizo muy bien del lado de la política monetaria de reducir tasas y asegurar liquidez, pero si no tienes una política fiscal contra-cíclica, todo esto se vuelve muy poco efectivo”.

A su parecer, los anuncios que se hicieron para hacer frente a la fase 2 “son apenas aspirinas”. Se requieren medidas que abarquen tanto transferencias federales a programas sociales como apoyo a empresas y gastos públicos para subir demanda agregada.

[email protected]