Luego de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ordenó la obligatoriedad del uso de la facturación electrónica para todos los contribuyentes, de enero a noviembre del 2014 la emisión de comprobantes fiscales digitales por Internet (CFDI) creció 160.9%, en comparación con el mismo periodo del 2013.

Datos del órgano recaudador del país contabilizan que, en los primeros 11 meses del año, se emitieron 4,521.9 millones de CFDI y en el mismo periodo pero del 2013 la cifra alcanzó 1,733.5 millones de comprobantes.

Ello demuestra que en la actualidad un mayor número de contribuyentes emite una factura en medios digitales, y se suman al SAT en su intención de migrar todos sus servicios a la tecnología para ahorrar tiempo y agilizar la fiscalización , opinó José Velderrain, socio director general de Velderrain Sáenz y Asociados.

En el país el esquema de facturación electrónica está vigente desde el 2004 y en este periodo el SAT desarrolló el esquema de comprobantes fiscales digitales (CFD) como una alternativa al esquema del papel para cumplir en tiempo y forma con las obligaciones fiscales.

Lo anterior, refirió el SAT, convirtió a México en el segundo país del continente americano en desarrollar un modelo de facturación electrónica. Y a lo largo de 10 años -en un acumulado- se han emitido 14,310.1 millones de comprobantes.

De dicho universo, precisó el fisco, 50.5% (7,232.8 millones de facturas) corresponden a CFD -esquema que dejó de operar el 31 de marzo del 2014-, y 49.5% (7,077.3 millones) son CFDI.

Especialistas en el ramo fiscal coinciden en que la migración al uso de la facturación electrónica va en ascenso paulatinamente desde que se convirtió en el único medio de comprobación fiscal y se estima que el número de comprobantes que se emiten a diario supera los 13 millones.

Jorge López, presidente de la Asociación Mexicana de Proveedores Autorizados en Certificación (Amexipac), consideró que el incremento observado en la emisión de CFDI es resultado del trabajo conjunto entre las autoridades, el sector privado, y los proveedores autorizados de certificación (PAC).

Dichos sectores económicos apoyan a los contribuyentes en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, y es por ello que parte de este compromiso los PAC la llevan a cabo a través de la certificación ante el SAT, renovación de sus autorizaciones y mediante la ampliación de servicios de valor agregado , refirió López.

PAC incrementan 224% la emisión ?de facturas

Aristóteles Núñez, jefe del SAT, aseguró que en el país la figura de los PAC facilita el proceso de emisión de facturas, y acompaña al contribuyente en el cumplimiento de sus obligaciones, además de solucionar problemas de infraestructura que se susciten en la operación.

En la actualidad hay 73 proveedores autorizados de certificación que están acreditados por el SAT para brindar el servicio de timbrado y ofrecer el esquema de facturación electrónica en México.

A través de los PAC, indicó el SAT, se han emitido (de enero al 30 de noviembre del 2014) 4,453.5 millones de facturas, lo que representa un incremento de 224% con relación al mismo periodo del año anterior.

De igual forma, el Servicio de Administración Tributaria, con el fin de apoyar a los contribuyentes con baja capacidad económica, ofrece los servicios de generación de archivos electrónicos, validación y sellado a través de su portal de Internet con la herramienta gratuita Mis Cuentas.

Así, en los primeros 11 meses del año, la emisión de CFDI, por medio de la herramienta gratuita del SAT, presentó un incremento de 4,432% con relación al mismo periodo del 2013, al pasar de 1.5 millones de comprobantes a 68,349.8 millones de facturas electrónicas.

karla.gomez@eleconomista.mx