La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el gasto por 67,498 millones de pesos en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con la tercera entrega de la Cuenta Pública 2019.

Este monto, que fue determinado mediante la fiscalización realizada por la entidad a cargo de David Colmenares, deberá ser aclarado por los entes auditados o bien, reintegrado a la hacienda pública o al patrimonio de los entes públicos federales.

Durante la entrega de las auditorías a la Cámara de Diputados, David Colmenares precisó que se realizaron un total de 871 auditorías para esta entrega.

Por grupo funcional, el desarrollo económico —donde se encuentran las empresas productivas del Estado, y secretarías como Agricultura y Desarrollo Rural, Turismo, Comunicaciones y Transportes, entre otros sectores— se tuvo el mayor monto de irregularidades por un total de 31,572 millones de pesos.

A detalle se observó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó irregularidades por 22,331 millones de pesos, mientras que la de Agricultura y Desarrollo Rural por 4,576 millones y las empresas productivas —donde se encuentra Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad— tuvieron irregularidades por 3,725 millones de pesos.

El siguiente rubro que presentó mayor monto fue el de gasto federalizado, el cual se refiere a los recursos que el gobierno transfiere a las entidades federativas y municipios por medio de participaciones, aportaciones federales, subsidios y convenios. Aquí, las irregularidades fueron por 28,730 millones de pesos.

La ASF detectó que 43% de este monto se dio en el gasto federalizado que se destina a educación, es decir, las irregularidades detectadas aquí fueron por 12,462 millones de pesos. En tanto, hubo 11,179 millones de pesos irregulares en las participaciones federales.

Recordó que, en el 2019, se transfirieron recursos a estados y municipios por poco más de 1.9 billones de pesos, lo que representó 32% del presupuesto total aprobado para ese año.

En el caso de las auditorías por entidad federativa, en el gasto federalizado se encontró que el mayor monto de irregularidades se dio en Jalisco, con 10,812 millones de pesos, seguida de Morelos con 1,976 millones, y Tabasco, con 1,947 millones de pesos.

Bienestar y Cultura

En el grupo funcional de desarrollo social, el monto que determinó la ASF como irregular fue por 6,512 millones de pesos.

Dentro de este rubro, fue la Secretaría de Bienestar la que tuvo mayores recursos que fueron considerados como irregulares, por 3,392 millones de pesos. Esto fue detectado en el Programa Sembrando Vida, así como en el de Pensión a Adultos Mayores y el de personas con discapacidad, así como en la contratación de los llamados “Servidores de la Nación”.

Le siguió la Secretaría de Cultura, con 1,719 millones de pesos por su gestión financiera así como el Programa de Apoyos a la Cultura.

En el caso del grupo funcional de gobierno, el monto encontrado fue por 479 millones de pesos. Al interior, la Secretaría de la Defensa Nacional presentó irregularidades por 236 millones de pesos. Esto se encontró en los estudios de pre inversión para la construcción de un “aeropuerto mixto civil-militar y construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía”.

En tanto, la Secretaría de Hacienda tuvo un monto por 115.2 millones de pesos. Más de la mitad de este monto (52%) se observó en Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

ana.martinez@eleconomista.mx