La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) elevó la expectativa de crecimiento económico para este año a un rango entre 1.5 y 2.5%, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informara que en el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) del país creció 2.8%, respecto del primer trimestre del 2016.

Anteriormente, Hacienda contemplaba que la economía mexicana creciera entre 1.3 y 2.3%, pero ante la fortaleza del mercado interno y de una reciente recuperación de las exportaciones no petroleras, modificó sus expectativas.

Refirió que, si bien aún se percibe incertidumbre a nivel mundial por los cambios de política que se pudieran presentar en Estados Unidos (EU), el efecto ha sido menor en comparación con lo vivido a inicios del 2017.

Existe un menor grado de incertidumbre, en los últimos meses se comienzan a observar señales de un crecimiento más sincronizado a nivel mundial (...) Los analistas del sector privado elevaron su expectativa para este año a México , indicó.

Analistas coincidieron en que, si bien el crecimiento que registró el país en los primeros tres meses del año fue mayor a los esperado, se debe mantener la cautela, pues es posible que surja una mayor incertidumbre con las renegociaciones del Tratado Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN).

No hay que cantar victoria porque todavía se percibe una situación complicada para el resto del año. Estimamos que en el segundo trimestre haya una desaceleración importante ante el efecto de calendario. Además, anticipamos una desaceleración del sector servicios ante el aumento de la inflación y el costo de endeudamiento , expuso Joan Enric Domene, economista en jefe de Invex.

Comentó que en los próximos meses deberán estar pendientes de cómo avanza el sector industrial, el cual podría mantenerse lastrado por la crisis del sector petrolero; además, el efecto que tendrá en el sector manufacturero la incertidumbre del TLCAN.

Adrián Muñiz, analista de Vector Casa de Bolsa, comentó que la incertidumbre que se vivió a finales del 2016 y principios del 2017 se ha disipado, pues el Congreso de EU ha ayudado a frenar de alguna forma la manera en que Trump quería llevar acabo las modificaciones del TLCAN.

Todo lo que se ha visto en el gobierno de Trump y su relación con el Congreso, nos hace pensar que la renegociación del TLCAN no va a ser tan fácil como quería Trump y no va a ser tan nociva para México , acotó.

Lejos de romper barrera de 2.5%

Para Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), también ve posible que en el segundo trimestre la economía presente una desaceleración y que para el cierre del año, el PIB sólo crezca 1.9 por ciento.

Pareciera que México es la economía hiperestable para bien o para mal, porque cuando todo mundo se pone a crecer más, México sólo crece 2.5% y cuando a todo mundo le va mal, el país sigue con esa misma tendencia. No logra romper con esa barrera de 2.5 por ciento .

Agregó que no hay soluciones estructurales para que la economía mexicana tenga un crecimiento más vigoroso, es algo en lo que nos tenemos que poner a trabajar como país, pero con el tipo de inversión que hay y con las finanzas públicas apretadas, no se ve que en el corto o mediano plazo México pueda entrar en una senda de mayor crecimiento .

Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, indicó que mientras se siga reduciendo el gasto en inversión, difícilmente México presentará mejores avances.

México debe aprovechar los otros tratados de comercio que tiene con diferentes países y buscar inversiones (...) Si la inversión no crece, no tendremos un mayor crecimiento, pues es el principal componente que permite a la economía expandirse .