Deutsche Bank y Barclays encabezan un alza en los títulos bancarios europeos a su mayor nivel en casi tres años, luego de que reguladores del sector anunciaron criterios de mayor flexibilidad para las nuevas normas de endeudamiento de los prestamistas.

La decisión tomada por los principales banqueros centrales del mundo busca evitar que se limiten las posibilidades de financiamiento de la economía mundial y fue considerada como positiva por los bancos, especialmente aquellos con filiales muy enfocadas en la banca de inversión.

La flexibilización de la normativa, después de una serie de presiones por parte de los bancos es la más reciente señal de que los reguladores están más dispuestos a realizar ciertas concesiones para apoyar la recuperación de la economía.

La significativa contención regulatoria (...) debería de llevar de alguna manera cierto alivio a las preocupaciones por los ratios de endeudamiento, sobre todo en Barclays y Deutsche Bank , dijo Kinner Lakhani, analista de Citi, en una nota.

Las nuevas normas, que entrarán en vigencia en el 2018, actuarán como una barrera de contención a los requerimientos de capital estructural ponderado por riesgo de un banco. Inicialmente, establecen el índice de capitalización en 3%, lo que implica que un banco debe tener de capital equivalente a 3% de sus activos totales.

CONCESIONES

Los bancos habían planteado a los reguladores la necesidad de flexibilizar el índice de capitalización de endeudamiento y habían logrado algunas concesiones el año pasado en los requerimientos de colchones de capital en caso de crisis.

Ambas normas forman parte del acuerdo de Basilea III, respaldado por líderes mundiales en el 2010 y que tenía como objetivo evitar otra crisis bancaria.

En general parece que hay más pragmatismo en este momento por parte de los reguladores , dijo un banquero francés que asesora a firmas financieras y que pidió no ser identificado.

Sin embargo, advirtió de que no era el momento de cantar victoria en el sector.

Deutsche Bank parece ser el más beneficiado con la flexibilización de la norma, de acuerdo a Amit Goel, analista de Credit Suisse.

Goel estimó que el índice de capitalización de Deutsche Bank habría caído a 1.8% bajo la propuesta más dura que se hizo en junio pasado, desde 2.3% bajo la ley de la Unión Europea para implementar la norma global.

La proporción subiría a 2.6% bajo el escenario mejorado de las nuevas normas, estimó Goel.

El índice de capitalización de Barclays podría haber disminuido a 2.5% bajo la propuesta previa de 3.1% bajo la ley de la UE.