El Banco Central Europeo (BCE) identificó cinco áreas prioritarias de actuación para este año: el modelo de negocio y riesgo de rentabilidad, el riesgo de crédito, la adecuación de capital, la gobernanza de los riesgos y la liquidez.

Todas buscan mejorar la baja rentabilidad del sector, su gobernanza y su apetito al riesgo, sobre todo en un periodo prolongado de bajas tasas de interés. Algunos bancos adoptarán medidas individuales que determinarán su negocio en este año y el 2017.

Las entidades deberán continuar operando bajo la presión de unas bajas tasas de interés, lo que oprimirá aun más los estrechos márgenes de interés, según han reconocido varios banqueros de España. Precisamente, éste es uno de los principales peligros que encuentra el BCE para el presente ejercicio. La institución que preside Mario Draghi ha comunicado a la banca europea en las últimas semanas las áreas de trabajo y prioridades del Mecanismo Único de Supervisión bancaria para este año y para el 2017. Su objetivo es que el sector conozca de antemano sus intenciones y mostrar la máxima transparencia.

Entre los motivos de preocupación del BCE para este año se encuentran el elevado nivel de deterioro de los activos unido al prolongado periodo de bajas tasas de interés. Considera el riesgo de crédito una de las prioridades de vigilancia, ya que, pese a que la morosidad ha comenzado a bajar, mantiene niveles elevados en un número considerable de entidades.

Lo mismo sucede con las condiciones de concesión de los préstamos. El objetivo del BCE es identificar las entidades con baja rentabilidad estructural. Examinará si la rentabilidad de estos bancos se logra mediante una relajación de las condiciones de concesión de créditos, por una mayor dependencia del financiamiento a corto plazo o por un incremento de las exposiciones desproporcionadas al apetito del riesgo declarado.

El BCE busca reforzar la labor del grupo de trabajo sobre morosidad en los bancos con elevado índice de impagados y realizar un escrutinio más estricto de la concentración en áreas como la inmobiliaria.