El déficit fiscal promedio de América Latina se mantuvo en 2016 en un 3% del PIB por segundo año consecutivo, mientras que la deuda pública se incrementó al 37.9%, con un mayor impacto en América del Sur, informó este jueves la Cepal.

El deterioro de las cuentas fiscales impactó con mayor fuerza a Sudamérica debido "al efecto negativo del ciclo (económico) y nuevas bajas de los precios internacionales de los recursos naturales no renovables", explicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su "Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2017", presentado este jueves en Santiago.

En América del Sur el déficit fiscal se incrementó desde un equivalente del 3.6% del PIB en el 2015 al 4% en el 2016, mientras que la deuda pública aumentó 2.5 puntos porcentuales del PIB en promedio en esta subregión.

El incremento del déficit se vio "impulsado por un aumento del servicio de la deuda y un incremento del gasto corriente primario," a lo que se sumó una caída de los ingresos fiscales por una menor recaudación de impuestos, explicó la CEPAL.

En Brasil, la economía más importante de la región y que desde dos años está sumida en una recesión, hubo una mejora de 1.6 puntos porcentuales del PIB, alcanzando un déficit de -7.6% del PIB en el 2016, mientras que en Argentina el déficit aumentó 2.4 puntos porcentuales (pp) del PIB, en Uruguay subió 0.9 pp, en Colombia 0.8 pp y en Chile lo hizo en 0.6 pp.

Beneficiada por una más favorable dinámica de la demanda interna, México mejoró su déficit en 0.9 puntos porcentuales.

La estabilización del déficit en 3% en promedio tuvo lugar en un año particularmente duro en términos económicos en la región. En 2016, América Latina se contrajo 1.1%, arrastrada por las caídas de Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador.

Para el 2017 se espera una tenue recuperación de 1.3% en medio de la incertidumbre sobre la política de Donald Trump en Estados Unidos, indicó la Cepal.

erp