El Servicio de Administración Tributaria (SAT), presentó en La Paz, Baja California Sur, la estrategia Crezcamos Juntos, con el fin de que un mayor número de mexicanos que hoy están en la informalidad se conviertan en formales y tengan acceso a derechos básicos fundamentales, consagrados en la Constitución, como la salud, la vivienda y una pensión para el retiro.

Durante su mensaje, el Jefe del SAT, Aristóteles Núñez , hizo un llamado a los presentes a sumar esfuerzos para ir hacia la formalidad. "Ser formal nos conviene a todos: aportamos más, somos más productivos y le brindamos a quienes hoy son informales, alrededor de 28.6 millones, la oportunidad de acceder a esos derechos", aseguró.

Ante cientos de estudiantes, contadores públicos y comerciantes invitados, destacó la relevancia del orden en todos los ámbitos de la sociedad. "Es tiempo, dijo, de trabajar en el México que les queremos dejar a las siguientes generaciones, de ver lo que sí podemos hacer juntos, incluso en materia fiscal, y ser conscientes de que México lo construimos todos y sólo así, juntos, podemos formar un gran paíssujetándonos al orden y respetando las leyes", expresó.

En el evento participaron también Isidro Jordán Moyrón, Secretario de Finanzas del Gobierno de Baja California Sur; la Presidenta Municipal de La Paz, Esthela Ponce Beltrán; el rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Gustavo Rodolfo Cruz Chávez; el Delegado Estatal del IMSS, Francisco Javier Bermúdez Almada; el Delegado Estatal del Infonavit, Daniel Cota Fiol; el Delegado Estatal de la Secretaría de Economía, Aurelio Ortiz Zambrano, y el Delegado estatal de la Secretaría de Gobernación, Ricardo Millán Bueno.

El paquete atractivo de facilidades para ser formal que ofrece Crezcamos Juntos, incluye, en primera instancia, un descuento gradual durante los primeros diez años en el pago del Impuesto sobre la Renta: en el primer año del 100%; el segundo, del 90%, el tercero, del 80%, y así sucesivamente durante diez años; esa condición les permite madurar como empresarios y como contribuyentes.

Además, respecto al Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, gracias a un decreto publicado por el Ejecutivo Federal, quienes tienen ingresos inferiores a cien mil pesos al año, tienen descuento de 100% en los primeros diez años, para que utilicen esos recursos en sus negocios, y lo puedan potenciar.

Por otro lado, al inscribirse al IMSS también tienen un subsidio en sus cuotas obreropatronales en los primeros diez años, y podrán recibir servicios médicos y sociales como atención médica en caso de enfermedad o maternidad, seguro por invalidez y riesgos de trabajo, cobertura en vida, vejez y cesantía, así como guarderías para los hijos de los trabajadores; una pensión para el retiro y créditos a la vivienda a través del Infonavit, con tasas de interés bajas, que van de 10.5 a 12%.

También hay apoyos económicos para los pequeños empresarios a través del Instituto Nacional del Emprendedor; créditos de la banca comercial para los negocios y sus empleados, con la garantía de Nacional Financiera, y acceso a los programas de capacitación en el trabajo a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como inscripción al Infonacot.