El nivel del Producto Interno Bruto (PIB) que tenía México antes de la crisis, se recuperará a mediados del próximo año. Pero la capacidad productiva que existía antes del choque por el Covid-19, que supone el capital físico y humano tomará seis años más, estimó el Director para América  de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

“Con base a una nueva estimación de la brecha del producto, donde el producto potencial es extraído de una condición de pleno empleo, y usando las proyecciones de nuestro escenario base, podemos determinar el momento en que la economía recuperará el producto perdido y cuánto tiempo le tomará alcanzar su producto potencial. En nuestro escenario base, la economía repuntará 4.8% en el 2021 y 3.8% en el 2022, con lo que la economía alcanzaría el nivel de producto que existía al final de 2019”.

En un análisis, argumentó que al estimar un desempeño económico promedio de 3% anual, del 2023 al 2028 “la economía sería capaz de cerrar la brecha del producto en el segundo trimestre del 2028”.

El experto destacó que esta lenta recuperación de la capacidad productiva, es resultado de los efectos adversos de la pandemia que arrasó con todo el ingreso mundial. Pero en México, ante la profundidad de la caída del PIB y destrucción del capital físico y humano el efecto fue mayor.

Acotó que “ante la magnitud del desplome de la producción, la economía terminó el año funcionando por debajo de su producto potencial, reportando con ello una brecha negativa del producto”.

“Es decir, el nivel de producción al final del año era mucho menor al nivel del producto potencial”.

Al interior del análisis titulado: “Recuperación del potencial económico: Un camino largo”, el experto advierte que si la economía crece menos de 3% anual en el mediano plazo, “tomará al menos una década alcanzar el nivel del producto potencial”.

“En este caso (con un crecimiento inferior a 3% promedio anual), la pandemia habría causado toda una década perdida”, subrayó.

ymorales@eleconomista.com.mx