El Banco de México (Banxico) dejaría estable la tasa de interés referencial esta semana mientras la inflación local sigue marcando una línea descendente y a pesar de un debilitamiento del peso frente al dólar, mostró un sondeo de Reuters.

De 25 analistas consultados, 21 esperan que la autoridad monetaria mantenga la tasa en 7.50%, su nivel más alto en nueve años y vigente desde febrero.

En tanto, cuatro proyectan un alza de 25 puntos base a 7.75%, luego de recientes episodios de volatilidad del peso mexicano provenientes principalmente de una fortaleza del dólar y el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y en menor medida por la incertidumbre ligada a las próximas elecciones.

La mediana de las proyecciones ubica la tasa referencial al cierre del 2018 en 7.50%, igual que el sondeo anterior, aunque hay discrepancias entre los especialistas sobre las decisiones del banco que la conducirían a ese nivel.

“Pensamos que la Junta de Gobierno (del Banco de México) tiene espacio para adoptar una postura de ‘ver y esperar’ antes de subir nuevamente la tasa de referencia, aunque reconocemos que el escenario hacia adelante es difícil de evaluar”, dijo Banorte en un reporte.

De acuerdo con Casa de Bolsa Finamex, la probabilidad de que el banco central aumente su tasa de referencia al dar a conocer su decisión de política monetaria el próximo jueves es de sólo 40 por ciento.

Citibanamex anticipó que el Banxico mantendrá la tasa de referencia sin cambio debido a que no hay presión para modificar la actual posición de la política monetaria local, tras la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de no modificar sus tasas en su reunión de hace dos semanas.

La inflación a tasa anual hasta abril se desaceleró más de lo esperado a 4.56%, su menor nivel en 16 meses.

La divisa mexicana se ha depreciado frente al dólar más de 4% en lo que va de este mes, y la semana pasada tocó las 19.6975 pesos por dólar, su nivel más débil del año.

El banco central publicará su comunicado de política monetaria el jueves a la 1 de la tarde.

Tasas estarán condicionadas por presión cambiaria: Santander

Si aumentan las presiones para el peso, el Banco de México decidirá un nuevo incremento en la tasa objetivo esta misma semana o en junio próximo, prevé Santander.

De acuerdo con el reporte diario de la institución, la permanencia actual de la tasa de referencia en 7.50% está condicionada a un escenario de volatilidad del peso frente al dólar, y de no ocurrir seguirá sobre el mismo nivel.

Señaló que, considerando la tendencia a la baja de la inflación general, y de alcanzar buenas noticias sobre la renegociación del TLCAN, el banco central no tendría motivo para ordenar un nuevo movimiento, de lo contrario continuaría la posibilidad de un alza de 25 puntos base en respuesta a la volatilidad del peso en este segundo trimestre.

En su reciente comunicado de política monetaria, el Banxico mantuvo que la postura actual es congruente con la convergencia al objetivo de inflación pero que daría seguimiento, entre otros, al traspaso potencial de las variaciones cambiarias, a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, así como a las condiciones de holgura de la economía.