Los representantes de los bancos estatales chinos no asistirán a las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) que se celebrarán en Tokio, dijo la agencia de noticias estatal, Xinhua, en la última señal de que una disputa territorial ha tensado las relaciones entre las dos economías más importantes de Asia.

Los cuatro bancos chinos que se marginaron de los eventos relacionados al FMI son: el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por su sigla en inglés), el Banco de China, el Banco de Construcción de China y el Banco Agrícola de China, dijo Xinhua.

ElWall Street Journal informó la semana pasada que el Banco de Comunicaciones tampoco asistirá a las reuniones.

La decisión de los bancos es una prueba más de que las acciones unilaterales de Japón están congelando las relaciones bilaterales y ahora empiezan a pesar sobre la economía mundial , dijo Mei Xinyu, investigador del Instituto de Comercio Internacional y Cooperación Económica del Ministerio de Comercio de China.

Japón organizará las reuniones del FMI y el BM por primera vez en casi medio siglo. Se espera que cerca de 20,000 personas asistan al evento, por lo que será una de las mayores conferencias internacionales del mundo.