El ministro de Energía y Minería en Argentina, Juan José Aranguren, estimó que “no aumentará” el precio de los combustibles el próximo domingo cuando quede sin efecto el acuerdo entre empresas y gobierno, porque “los niveles que tienen hoy el tipo de cambio (en el país) y el petróleo crudo (en el mercado externo) están en un moderado equilibrio”.

En declaraciones formuladas en Casa de Gobierno, el ministro explicó que “el acuerdo que tenían las empresas productoras de crudo con las refinadoras está suspendido para octubre debido a que se cumplió una condición, por lo tanto se recuperó la libertad de mercado”.

Es decir, el esquema de precios vigente (hasta fin de mes) establece que si la cotización del crudo Brent supera los 55 dólares durante más de 10 días continuos, el acuerdo queda suspendido y se pasa a un mercado liberado, donde cada petrolera deberá resolver su política de precios.

Aranguren aseveró que “si continúan los precios internacionales en este rango hasta fin de año, definitivamente el nivel de precios en el mercado lo establecerán las empresas libremente, tanto las que venden crudo como las que venden combustible”.

El Ministerio de Energía comunicó el pasado lunes a las empresas petroleras la “suspensión” del acuerdo interno que establecía una actualización de precios de los combustibles cada tres meses y liberó dichos precios a partir del 1 de octubre próximo.

Gasolineros responden

El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellanos, sostuvo que “no hay que tomar como algo que asuste” la liberación de los precios de los combustibles porque en las últimas dos décadas han sido mucho más los años en que ha estado liberado el valor, por lo cual estimó que no hay que esperar cosas demasiadas extrañas. “Todo hace suponer que no van aumentar las naftas (gasolinas) hasta después de las elecciones” del 22 de octubre, destacó el dirigente empresarial, quien comentó que “si se hubiera seguido el acuerdo vigente, el mes próximo el incremento sería de 6%”.

Puntualizó que el “sistema de liberación está diseñado para que la competencia regule los precios”, pero planteó la “posibilidad abierta de que la importación generaría un marco de competencia mucho más amplio”.

El presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, consideró que si las petroleras que operan en Argentina toman como referencia a los países de la región, el precio debería bajar 20 centavos de dólar por litro, pero eso no ocurrirá porque el anuncio de liberar el mercado es una “medida electoralista” y el gobierno “seguirá manejando los valores”.

“Es más de lo mismo”, esta misma situación se observó hace 26 años, cuando en 1991 el gobierno de Carlos Menem impulsó la desregulación petrolera con la promesa de que los valores de las naftas y el gasoil iban a bajar, lo que no ocurrió, señaló el empresario.

García consideró que como la empresa YPF es manejada por el gobierno y controla 60% del mercado de los combustibles líquidos, será la Casa Rosada la que manejará los precios de las naftas y el gasoil “de acuerdo a las necesidades fiscales y políticas del momento”.

“El precio lo va a seguir manejando el ministro de Energía porque tiene la manija a través de la petrolera (YPF)”, dijo el representante de los empresarios independientes de la comercialización de combustibles en todo el país.

García opinó que el gobierno no dejará completamente libre la decisión de las petroleras en los precios porque hay un componente fiscal muy importante: el Estado recauda 10,000 millones de dólares al año por este sector.

YPF se dispara en mercado

Las acciones de la petrolera estatal argentina YPF saltaron 6.26%, a 375.75 pesos cada una, y lideraron los avances dentro del Mercado de Valores de Buenos Aires (Merval).

“A partir del próximo domingo liberan los precios de los combustibles. Es una buena noticia para el mercado y para YPF en particular y se da como consecuencia que el precio internacional del crudo estuvo por encima del precio local, por lo tanto queda suspendido el precio local”, explicó Santiago Acuña, presidente de Acuña y Asociados y director de Macchi Valores SA.