Tras señalar que en todas las empresas, como fue el caso de Teléfonos de México (Telmex), buscan incrementar la edad de jubilación en sus esquemas internos, “nosotros nos hemos pronunciado porque esto no suceda y lo estamos demostrando con hechos en empresas públicas como es el caso de Pemex y Comisión Federal de Electricidad”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) en su reciente revisión de contrato colectivo de trabajo se planteó la posibilidad de eliminar la cláusula 149 referente a la jubilación de los telefonistas de nuevo ingreso; no obstante, el sindicato se opuso y lograron otro tipo de acuerdo con la empresa a fin de mantener esta prestación.

Para el Ejecutivo, en el caso de Pemex, cuando se negoció el contrato, se ofreció “por parte de los dirigentes, cosa inaudita, que podían aceptar que se ampliara, se alarga, la edad de jubilación de los trabajadores y nosotros rechazamos la propuesta, así como lo están escuchando”.

Y en el caso del SUTERM, el sindicato de trabajadores electricistas fue quien planteó que se regresara a las condiciones de jubilación que tenían antes, “porque en el gobierno pasado modificaron el contrato colectivo y les aumentaron la edad para la jubilación, y ofrecí que íbamos a revisar el caso y que si estábamos en posibilidad de hacerlo… Porque esto significa recursos y queremos fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad en lo económico, en lo financiero”.

Graciela Bensunsán, especialista laboral de la UAM-Xochimilco, explicó que si en el caso de CFE se pudo revertir un esquema de pensiones, entonces “que se revisen todos los esquemas que fueron afectados, como el caso de los trabajadores del Seguro Social, entonces sería bueno que fuera parte de una política más clara y transparente, y saber por qué sólo se dan a ciertos sectores y no a todos. Lo que queda claro es que en México hay una enorme desigualdad en el tratamiento del sistema de pensiones para distintos grupos, cuando deberíamos tener sistemas equitativos y justos para todos”.

El gobierno no intervendrá en asuntos internos de sindicatos

Sobre el proceso de reelección del dirigente de los telefonistas, quien lleva más de 4 décadas al frente de la organización sindical, AMLO sostuvo que “nosotros no vamos a intervenir en asuntos internos de los sindicatos. La democracia sindical se tiene que conquistar al interior de los mismos. Ya no es la decisión del presidente para ver quién es el dirigente de un sindicato, a quién se impone como dirigente de un sindicato, eso ya se quedó atrás, tienen que ser los trabajadores los que de manera libre elijan y decidan sobre sus representantes.

Pero también los que se oponen a los actuales dirigentes pues tienen que convencer a los trabajadores, porque tiene que llevarse a cabo una asamblea y tienen que ganar con voto libre, secreto, porque no es nada más decir “es un líder charro y hay que quitarlo”. No se puede así, son procesos de elección.