Los efectos de la emergencia sanitaria del coronavirus (covid-19) tuvieron un fuerte impacto en el sector de la vivienda, al grado de que el Producto Interno Bruto (PIB) de éste tuviera una caída de 9.1% en el 2020, cuando el total de la economía disminuyó 7.9% en el mismo año, de acuerdo con la Cuenta Satélite de Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En este contexto, el instituto apuntó que las actividades del sector vivienda que presentaron una mayor disminución anual fueron la autoproducción, con una contracción de 26% -actividad que contribuye con 35.7% del total del sector- y la producción de unidades económicas, con una disminución de 2.3%, cuyo aporte al total del PIB de la vivienda es de 24 por ciento.

Según el INEGI, en el 2020 el PIB del sector de la vivienda alcanzó un monto de 1 billón 273,268 millones de pesos, lo que significó una participación de 5.8% en el Producto Interno Bruto Nacional.

“La generación de bienes y servicios para el mercado representó 59.6% del total, en tanto que las actividades relacionadas con la producción no de mercado y la producción para uso final propio aportaron 0.9% y 39.5%, respectivamente”, describió el organismo que encabeza Julio Alfonso Santaella Castell.

El Instituto precisó que el valor de la construcción asociado a la edificación, ampliación y mejoramiento residencial aportó 64.4% del total del valor del PIB de la vivienda, mientras que los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles relacionados con la vivienda aportaron 30.2% y los servicios financieros y de seguros vinculados con el sector 4.7 por ciento.

De acuerdo con el informe, las actividades vinculadas con la vivienda reportaron un total de 2 millones 278,417 puestos de trabajo, es decir 5.5% respecto al total de puestos generados en el país.

econohabitat@eleconomista.mx