El primer encuentro es clave , ha dicho en reiteradas ocasiones Leonardo Cuéllar, estratega de la Selección Nacional de Futbol Femenil. Hoy, las representantes del Tricolor buscaran en Alemania imponerse en su primera justa a su similar de Inglaterra para hacerse de los tres puntos iniciales que las lleven a superar, por primera vez, la fase de grupos en una Copa Mundial.

El choque con Inglaterra será clave porque no es un rival sencillo. De las tres selecciones que enfrentará México, las inglesas (10) y las norcoreanas (8) forman parte de los 10 primeros lugares en el ranking de la FIFA, mientras las representantes nacionales se ubican en el lugar 22.

Inglaterra no ha perdido en sus últimos 10 encuentros disputados, ya que ha encontrado en 50% de sus veteranas la clave potencial para superar a sus rivales.

Kelly Smith, su delantera estrella, lleva más de 15 años jugando para el conjunto inglés y en su haber como seleccionada suma 42 goles, siete de ellos en la fase de clasificación a esta competencia. Smith, a sus 33 años alcanza una velocidad envidiable y hay que ponerle atención porque si en alguna oportunidad se encuentra con el esférico frente al arco mexicano, seguro habrá un gol.

La Selección que dirige la estratega Hope Powell ha clasificado a dos mundiales y en los dos a superado la fase de grupos, pero ha sido eliminada en los cuartos de final.

El último encuentro entre estos dos países fue entre las selecciones Sub-20 en el 2010. La Selección Mexicana logró imponerse por un gol, encontrando en el contraataque la opción del mismo.

Como con selecciones mayores, su único encuentro ha sido en el 2005 en la Copa de Algarve, donde las inglesas se impusieron 5-0.

México cuenta con el aliciente de haber superado en fase clasificatoria a Estados Unidos, puntero en el ranking y una de las máximas potencias en el futbol femenil, por lo que frente a Inglaterra toda hazaña es posible y hoy se comprobarán los alcances.