Roger Federer y Rafael Nadal podrían dar un paso más para repetir su gran final de hace 10 años y Serena Williams para recuperar su corona en el famoso “lunes loco” de Wimbledon en el que se disputan todos los octavos de final.

Torneo de tradiciones innegociables, Wimbledon no acoge partidos en el primer domingo de su quincena, lo que explica que el lunes haya que disputar todos los partidos de octavos, de ahí el apodo de manic Monday, o “lunes loco”.

También entrará en liza el argentino Juan Martín del Potro, que, como el español Nadal, son ya los únicos representantes de sus países tanto en el cuadro masculino como en el femenino y no han perdido ni un set en sus tres partidos de esta semana.

Federer se medirá al francés Adrian Mannarino, número 22 del mundo, Del Potro, quinto cabeza de serie, a otro francés, Gilles Simon, de 33 años y número 53 del mundo, y Nadal al checo Jiri Vesely, número 93 del mundo.

Serena, con el horizonte despejado

En el cuadro femenino sólo sobrevive una de las 10 primeras cabezas de serie, la checa Karolina Pliskova, y Serena Williams, que fue relegada al número 25 por su ausencia por maternidad el año pasado, se medirá ante la rusa Evgeniya Rodina, mamá como ella, de 29 años y número 120 del mundo.

Llegados al ecuador del torneo del Grand Slam, ya fueron eliminadas a ganadora de la pasada edición, la española Garbiñe Muguruza, la danesa Caroline Wozniacki, las estadounidenses Sloane Stephens y Madison Keys, la ucraniana Elina Svitolina, la checa Petra Kvitova y la francesa Caroline García.

La legendAria final del 2008, más cerca

Con su victoria del sábado ante el australiano Alex de Miñaur, Nadal se aseguró de seguir como número uno del mundo haga lo que haga el suizo Federer, pero el objetivo es recuperar el tono en un torneo en el que no supera los octavos desde el 2011, cuando perdió la final con Novak Djokovic.

Justamente, Nadal se medirá a Vesely, un jugador de casi 2 metros que hizo 17 “aces” en su partido contra Fabio Fognini.

El mallorquín, de 32 años, dos veces campeón en el All England Club, opta a un tercer triunfo que significaría además un tercer doblete Wimbledon-Roland Garros, algo que sólo había conseguido el sueco Bjorn Borg.

La corona en Wimbledon le daría su decimoctavo título del Grand Slam y le acercaría un poco más a los 20 de Roger Federer.