Aún en las derrotas, los Celtics son privilegiados por la lealtad de sus aficionados a nivel mundial.

Sus partidos en el extranjero han capitalizado el nombre de Celtics como marca, bajo una filosofía de negocios vinculada a sus principios y tradición.

No hay substitución del triunfo , una premisa de Red Auerbach, el arquitecto de los Celtics en la década de los 60, ganador de 16 títulos de la NBA. Fue entrenador, gerente general y presidente del equipo.

¿Cómo puede esta frase seguir vigente en la filosofía del modelo de negocios de los Celtics, ahora bajo la presidencia de Rich Gotham?

Como dirigente del equipo suma ya una década llevando las cuestiones operativas de la franquicia, que tiene un valor actual de 2.2 miles de millones de dólares, ubicándose como la quinta más valiosa de la NBA (por detrás de los Chicago Bulls, equipo que les tocó enfrentar en ronda de playoffs esta temporada). Gotham es sucesor en la vacante que dejó en el 2006 el patriarca del equipo, Red Auerbach.

En el TD Garden, del lado de la banca de los Celtics, el presidente explicó a El Economista aspectos prioritarios para los negocios de la franquicia: los fans, la postura ante problemáticas políticas y sociales, el uso del análisis de datos en la toma de decisiones, el manejo de los ingresos millonarios por el alto límite salarial. En los temas anteriores, dio respuestas rápidas, concretas, mientras observaba la cancha durante el calentamiento previo al juego de Boston-Cleveland, día en el que perdían el liderato de la clasificación de la Conferencia Este, lugar que después recuperaron.

No hay substitución de los beneficios que generan los triunfos de los Celtics.

Tras la buena temporada, ¿no puede esto a la larga representar una presión para mantener el negocio en números negros, más en aquellas temporadas en las que el equipo no va bien?

Es una presión positiva. No nos sentimos presionados por saber qué pasará después, diría que nos sentimos presionados todo el tiempo por manejar un buen negocio y crecer los ingresos. Estar en la cima de la Liga y ganar, siempre ayuda a vender boletos, obtener patrocinios, aumenta los raitings de televisión. Todo es importante, pero en los años en los que no estás ganando, tienes que dirigir un buen negocio para continuar invirtiendo en el producto. Construir un negocio fuerte, independientemente de cómo le vaya al equipo.

Invertir y ganar a largo plazo ha sido nuestra filosofía , respondió el presidente en un lugar histórico de los Celtics, la banca desde donde dirigía Red Auerbach, en el antes llamado Boston Garden.

Importancia del mercado mexicano

Han pasado dos años desde que los Celtics visitaron la Ciudad de México para enfrentar en la Arena Ciudad de México a los Kings de Sacramento. Los jerseys verdes con el trébol en el público demostraron la popularidad de los Celtics. Rich Gotham recordó el día como un partido local.

Somos una marca global hemos jugando en Londres, Estambul, Milán, Madrid. No sabía qué esperar antes de llegar a México y vimos que tenemos una gran base de aficionados. Desde ese partido ponemos más atención en ese mercado y globalmente, a través de las redes sociales, que es como alcanzamos a nuestros fans fuera de los Estados Unidos.

México es un gran lugar para que la NBA haga juegos, esperemos que algún día estemos de regreso .

De acuerdo a cifras citadas por la NBA para este diario, los Celtics es uno de los cinco equipos más seguidos en México. Se estima que hay casi 4 millones de aficionados.

Gotham señala que en los 10 años que ha manejado la franquicia, el mayor cambio que ha notado ha sido el impulso a las redes sociales y digitales del equipo.

Cuando yo llegué nada de eso existía y ahora es parte de nuestra marca. Es nuestro vehículo mercadológico. Es una gran oportunidad que tienen los seguidores de conocer bien a los jugadores sin tener que estar aquí en el juego. La tecnología ha globalizado nuestro negocio .

Inversión en infraestructura de análisis de datos

Desde hace casi 13 años, los Celtics cuentan con una oficina de ‘Big Data’. Fue de los primeros equipos de la liga en invertir en este campo. Las decisiones deportivas y económicas no se basan en percepciones, los datos son la brújula más consultada cada año.

En temporadas malas invertimos en infraestructura de análisis, que nos ayuda a entender a nuestros seguidores, la demanda del equipo en cuestión de boletos y patrocinios. Es la experiencia que tenemos en el negocio más la ayuda de los datos lo que nos ayuda a crecer y ser competitivos .

Celtics, su postura ante problemas sociales

La NBA se ha dado a conocer internacionalmente por sus posturas ante problemáticas políticas y sociales. La Liga se ha pronunciado, por ejemplo, contra la homofobia y el racismo.

¿Cual es la postura de los Celtics al respecto?

Estamos en línea con los valores de la NBA, queremos tener un juego que sea accesible a todos, abierto a ambos géneros (hombre y mujer), tenemos un buen líder, como Adam Silver, que ha estado en el lado correcto de las cuestiones sociales. Hablamos con los jugadores sobre las cuestiones sociales, siento que es una obligación que tenemos. No somos una organización política pero nos vemos con valores. La experiencia con los fans en México nos hizo ver lo importante que es construir puentes.

Altos Límites salariales

La bonanza financiera por la que atraviesa la NBA, gracias al contrato que firmó con las televisoras estadounidenses por 24,000 millones de dólares, aumentó el tope salarial aumentó de 70 millones por equipo en el 2015-16 a 94 millones esta temporada.

¿Cómo administra Celtics fuertes cantidades en ingresos?

El negocio de la NBA ha sido muy exitoso los salarios han incrementado y nos ha permitido pagar más a los jugadores. Tratamos de manejarlo de manera inteligente para mejorar al equipo y gastar el dinero correcto que nos lleve al título.