La incorporación del jugador extranjero aumenta el espectáculo en cualquier liga, también en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP).

“Los últimos tres años, sin duda alguna, el nivel competitivo de los equipos es más. Se han agregado jugadores de otras ligas del mundo y eso ha nutrido el espectáculo; en la parte deportiva, el salto ha sido importante”, comentó Sergio Ganem a La Razón previo al inicio de la temporada. Pero ¿qué tanto crece el nivel del jugador mexicano?

El 37% de los jugadores de la LNBP son nacidos en México, otro 28% son naturalizados mexicanos, de estos últimos la mayoría nació en Estados Unidos. Pese a que no es obligatorio tener a cuatro extranjeros en la plantilla, todos los equipos hicieron uso de las cuatro plazas disponibles, siendo ellos el 35% restante. La naturalización de jugadores norteamericanos y la autorización de la liga de permitir que hasta un tercio de los basquetbolistas sean extranjeros, impide el desarrollo del talento nacional. Pero para ello, la liga ya tiene un plan.

“Esta es una liga de espectáculo y estamos tratando de abrir en la medida de las posibilidades los mayores espacios al talento mexicano, que puedan compaginar unos con otros. En el pasado cuadrangular de la Champions League en el que participa Fuerza Regia y Capitanes de la Ciudad de México, los equipos se conformaron con una base de jugadores mexicanos importantes. En el caso de Fuerza regia la decisión fue ir únicamente con el talento mexicano que tiene la LNBP y no llevar ningún extranjero”, declaró Ganem.

En entrevista para el Economista el entrenador puertoriqueño de Libertadores de Querétaro, Carlos González, expresó: “Al haber tanto (jugador) pocho no obliga a nadie a trabajar con jugador nativo y es más fácil con un jugador que ya está hecho, que viene más o menos con la misma edad, puedes jugar con otras características; entonces, eso es uno de los principales problemas de la liga con los jugadores nativos.”

A mitad de temporada las plantillas continúan intercambiando jugadores, pero de entre los equipos que más basquetbolistas nacidos en México tienen están Capitanes de la CDMX y Aguacateros de Michoacán con 7 elementos.

En el polo opuesto se encuentran Plateros de Fresnillo, Fuerza Regia de Monterrey y Soles de Mexicali con dos jugadores nacidos en México y con hasta siete elementos con doble nacionalidad.

Lo anterior ha llegado a representar problemas a nivel Selección Nacional, pues en esta sólo se permite a un jugador naturalizado y los entrenadores carecen de jugadores de entre dónde elegir para conformarla.

Franco Harris ha jugado durante varias temporadas en la LNBP, actualmente se encuentra en el roster de Libertadores, uno de los elementos nacidos en Estados Unidos pero cuya familia es mexicana, la LNBP es un lugar en el que se siente cómodo a la hora de jugar además de que la encuentra en buen nivel gracias a la competitividad de los equipos y de los jugadores.

Harris opina que el desarrollo de los jugadores nativos no tiene que ver con un tema de modelo de formación, si no que se trata de un tema individual.

“Se  debe ser más organizado y trabajar en los entrenamientos individuales, tenemos grandes jugadores en México, no creo que Estados Unidos sea mejor que México; sólo se debe trabajar en tu juego individual y aprender de jugadores individuales y no sólo estadounidenses, pueden ser europeos, pueden ser puertorriqueños, tienes que trabajar en lo que sea mejor para ti.”

Las nacionalidades de los jugadores extranjeros se dividen de la siguiente forma:

  • 47% Estadounidenses
  • 30% Puertorriqueños
  • 11% Dominicanos
  • 4% Venezolanos
  • 8% otras

[email protected]