“Quién ganó el Maratón?”, preguntaban algunos corredores apenas cruzaban la meta. El área de prensa les respondía: fueron mexicanos. La sonrisa por la buena noticia se agregaba al sentimiento de satisfacción, de gloria y de misión cumplida que siente cada maratonista que no es de élite y que detiene su cronómetro después de las tres horas.

Fueron en total 14,000 corredores con chip y registro en el Maratón de la Ciudad de México 2021, una edición esperada por los deportistas que quieren una prueba de resistencia, fuerza y sobre todo de fe. En el 2019 se corrió en verano, con etiqueta oro, en el 2020 no hubo por la pandemia y en el 2021 regresó con la etiqueta élite, avalada así por la World Athletics, que no exigió a la organización traer atletas élite internacionales, para ayudar a la recuperación económica tras un año sin actividad. 

Este año la carrera cayó en invierno, en el último domingo de noviembre, antes del amanecer, con el primer bloque de salida a las 6:20 am hasta el último a las 8:30 am. Para algunos, el calentamiento, el trote, comienza en la periferia del estadio de Ciudad Universitaria. Algunos corredores tuvieron que caminar o correr cerca de 2 kilómetros para ocupar su lugar en la línea de salida. Algunos jadean antes de salir, se miran, se dan algunas palmadas en el hombro, sonríen, gritan palabras de aliento mientras la banda de música en el estrado toca y ensordece los gritos de apoyo. 

Al paso de las horas la gente que hace barda a lo largo de los 42 kilómetros va apareciendo, muy pocos al inicio de la ruta sobre la Avenida Insurgentes Sur, pero al avanzar hacia la Roma, Condesa, Reforma, las calles se empiezan a poblar con porras, fotógrafos, motivadores sosteniendo charolas con fruta, dulces, bolsitas de agua y refresco. Se vuelven pasillos de calidez humana.

Para los corredores que rebasan el Medio Maratón 21 km y empiezan a sentir la tensión en las piernas, una porra de alguien que no conocen se vuelve el nudo en la garganta, todo lo que necesitan para enfocarse en las zancadas.

RESULTADOS

HOMBRES

  1. Darío Castro (México) 2.14.51
  2. Eloy Sánchez (México) 2.14.52
  3. Rodger Ondati Gesabwa (Kenia) 2.17.31
  4. Jorge Cruz (México) 2.18.33
  5. José Antonio Uribe (México)2.19.06
  6. Nelson Ito Cruso (Perú) 2.19.18
  7. Hesiquio Flores (México) 2.21.46
  8. Willy David Chanchanya (Perú) 2.21.56
  9. Rodrigo Villegas (México) 2.23.34
  10. Erick Monyenye (Kenia) 2.25.02

MUJERES

  1. Lucy Cheruiyot (Kenia) 2.27.22
  2. Amare Shewarge (Etiopía) 2.37.03
  3. Leah Jebiwot Kigen (Kenia) 2.40.34
  4. Sandra Marcela Rosas (Colombia) 2.43.56
  5. Argentina Valdespeña (México) 2.44.08
  6. Cindy Meza Domíguez (México)
  7. Yenni Susano Bermúdez (México) 2.48.41
  8. Marisol Guadalupe Romero (México) 2.49.09
  9. Ivón Domínguez (México) 2.51.01
  10. Verónica Jerónimo (México) 2.54.59

marisol.rojas@eleconomista.mx