Postura. La F1 rechazó la propuesta del GP de Bahréin para vacunar a los participantes de la carrera. foto: especial

No es una locura pensar que por un evento deportivo se proponga dar vacunas a los organizadores y participantes. Bahréin, el país que acogerá la primera fecha del Gran Premio de Fórmula 1 (del 26 al 28 de marzo), anunció que ofrecería vacunas contra el Covid-19, pero en menos de 24 horas, la Fórmula 1 rechazó la petición.

La F1, desde Reino Unido, donde tiene su sede, comunicó que no pretende saltar la línea de vacunación. Pero Bahréin lo puede ofrecer porque está extendiendo el programa de vacunación a los principales eventos del país, de forma voluntaria, donde los plazos lo permitan.

De acuerdo al modo de aplicación, la primera dosis se daría a la llegada del personal de la F1, ya que el tiempo de permanencia del circuito en el país es alrededor de tres semanas: para el inicio de las pruebas de pretemporada, que arrancan el 12 de marzo, hasta el día de la carrera el 28 del mismo mes. Esto permitiría otorgar ambas dosis a los participantes del evento.

El actual programa de vacunación Covid-19 de Bahréin cuenta con cinco vacunas aprobadas para los lugareños, la Pfizer-BioNTech se ofrece al personal de Fórmula Uno.

“Eso, a su vez, brinda una oportunidad única de ofrecer protección adicional a quienes deseen aprovechar la oportunidad de la vacunación”, señaló el comunicado de las autoridades.

Sin embargo, un vocero de la F1 dijo que el deporte no tenía planes de vacunarse como grupo "antes del lanzamiento de las vacunas a través del sistema de salud en el Reino Unido". Stefano Domenicali, presidente de la F1, había señalado en febrero que no saltarían la línea de vacunación, pues la prioridad para recibir la dosis son los más vulnerables.

La F1 tiene su sede en el Reino Unido, mientras que ocho de los 10 equipos están ubicados en Inglaterra o tienen parte de sus instalaciones ahí.

Fans volverán a los recintos deportivos

En Reino Unido el primer ministro, Boris Johnson, dejó entrever la hoja de ruta de levantamiento a las restricciones sanitarias. Esta señala que a partir del 17 de mayo, dos meses antes de la carrera de Gran Bretaña, los lugares con asientos al aire libre más grandes, como los estadios de futbol, tendrán capacidad para 10,000 personas y para el 21 de junio se espera levantar dichos límites.

La Comisión Europea presentará el 17 de marzo una propuesta sobre los “pasaportes verdes” de vacunación en la búsqueda de “establecer una dirección común hacia la apertura segura e igual de Europa”. Dicho documento digital incluirá información "objetiva" sobre si el ciudadano ha sido vacunado o no contra el Covid-19, así como resultados de tests o si ya ha pasado el virus.

“Es algo que los fans considerarían absolutamente si les dan la oportunidad de ir y ver su deporte, sea lo que sea”, dijo Stuart Pringle, director del circuito de Silverstone a Sky Sports News.

El directivo añadió que los sistemas de boletos electrónicos podrían estar vinculados a los datos proporcionados por un pasaporte, y aunque no sería una tarea fácil, es posible.

Vacunas para eventos deportivos

Bahréin no es el primero en proponer vacunas para poder realizar una competición deportiva. La empresa organizadora de eventos RPM-MKTG, controlada por el grupo japonés Dentsu Aegis Network, tiene previsto, de momento, 13 eventos en 2021, entre ellos, dos nuevas pruebas de l’Étape du Tour en España y una nueva Non-Stop. Y para ello, propone que en sus carreras solo puedan participar los vacunados de coronavirus.

“Arrancamos todo el calendario a partir de la última semana de mayo y a partir de ahí nuestra determinación es hacer todos los eventos a menos que la pandemia vuelva a dar otro giro”, explicó Juan Porcar, presidente de la compañía española al medio Palco 23.

"En el momento que todos tengamos acceso a la vacuna, aunque sea de forma privada como sucede ahora con las PCRs, pediríamos esta exigencia para poder participar en la prueba y, de esta manera, podría ser un evento masivo", explica Juan Porcar, presidente de RPM-MKTG.

Según Porcar, "se debe ir avanzando hacia la nueva normalidad mientras se supera la pandemia, no podemos seguir parados, debemos colaborar para que el mundo vuelva a arrancar y crear un ambiente positivo".

La compañía tiene una sociedad al 50% con Amaury Sport Organisation (ASO), empresa organizadora del Tour de Francia y del Dakar, para organizar las Titan World Series y una unión temporal de empresas (UTE) para gestionar el Maratón y el Medio Maratón de Barcelona. También tiene los derechos del Dakar en España desde hace 25 años, prueba que se celebró en 2021 con tan sólo una caída del 6% de los vehículos.

La primera prueba será la Titan Desert, programada del 23 al 28 de mayo y regresará a su escenario habitual, Marruecos, después de que la pandemia la trasladara a Almería en la edición del 2020, que se celebró en noviembre.

"Pudimos garantizar la seguridad de la Titan, aunque tuvo un coste bastante elevado para la organización. Hicimos un chequeo persona por persona con los tests de antígenos y evidentemente tan solo pudieron acceder a la burbuja los que dieron negativo. Es más fácil controlar con una burbuja la seguridad en una prueba como la Titan porque se disputa en el desierto y participan muchas menos personas", admite el presidente de RPM-MKTG.

El año pasado, la empresa organizadora cerró las inscripciones del Maratón de Barcelona con 23,000 personas inscritas, el 50% de ellas extranjeras.

"En otoño un gran porcentaje de la población ya estará vacunada y muy probablemente habrá acceso a las vacunas de forma privada".

Después del Titan Desert, la empresa organizará el 6 de junio l'Étape en Villanueva del Pardillo y después vendrán la Garmin Team Trail y la Non-Stop Madrid-Lisboa, que se celebrará del 2 al 4 de julio.