El evento más esperado de la temporada baja de la NFL pierde brillo ante los estragos del covid-19. A pesar de que este 2021 el Draft vuelve a ser presencial, con restricciones como aforos limitados y la suspensión de entrevistas físicas con los medios, la pandemia ha impedido a los equipos platicar de cerca con sus prospectos e incluso las pruebas médicas son irregulares, lo que genera más dudas que certezas al momento de elegir.

El retirado Bill Polian, miembro del Salón de la Fama de la NFL, ha señalado que el Draft 2021 es un regreso a la era previa del internet y la tecnología, donde los equipos no contaban con tanta data para apostar por un prospecto universitario, mientras que Duke Tobin, director de personal de jugadores de los Bengals, resume: “Estamos adivinando”.

El Draft 2021 empieza el jueves 29 de abril y concluye el sábado 1 de mayo. En él se realizarán siete rondas con un total de 259 selecciones de jugadores universitarios para cada uno de los 32 equipos de la NFL.

Será caracterizado por la persistencia del coronavirus, que ya provocó que la edición 2020 fuera totalmente virtual. Aunque en este año 150 jugadores viajaron para realizarse pruebas médicas en Indianápolis, las entrevistas presenciales entre estos y los clubes fueron prohibidas.

Además de esta situación, que provocó que todas las pláticas fueran vía Zoom, los análisis físicos no contaron con pruebas de cronometraje electrónico uniforme, lo que deriva en resultados irregulares y más incertidumbre: “va a haber menos que saber del carácter de una persona porque no han pasado tiempo con ellos”, reflexiona Mark Dominik, ex ejecutivo de la NFL.

Para el Draft 2021, los equipos con mayor cantidad de picks serán los Minnesota Vikings con 12, los Jacksonville Jaguars y los San Francisco 49ers con 11 y los Dallas Cowboys, Philadelphia Eagles, Green Bay Packers y Carolina Panthers con 10, luego de añadir entre dos y cuatro picks compensatorios.

Por el contrario, los equipos con menos selecciones son los Seattle Seahawks y los Arizona Cardinals con cinco, así como los New Orleans Saints, Las Vegas Raiders, Detroit Lions y los New York Giants con seis.

Sin embargo, este no es el orden de selección que tendrán los equipos. Cabe recalcar que aunque dicho orden se deriva de las posiciones en las que terminaron la temporada anterior, existen cambios entre clubes debido a la venta de jugadores.

En ese sentido, los Jaguars se mantienen como el número 1 para elegir en la primera ronda, luego de ser el peor equipo de 2020 (récord de 1-15), seguido de los Jets (2-14), sin embargo, los 49ers, que aparecen en tercer lugar, están ahí debido a un intercambio con los Dolphins y los Texans.

De esta forma, el equipo de Jacksonville tiene la prioridad para reclutar al quarterback Trevor Lawrence, considerado el prospecto estelar de este Draft por sus actuaciones con Clemson en el futbol colegial; otros universitarios destacados este año son el ala cerrada Kyle Pitts (Florida) y el receptor abierto Jaylen Waddle (Alabama), siendo los tres no mayores de 22 años.

Otro factor negativo de este Draft, provocado por la pandemia, es que una larga lista de jugadores universitarios no participaron en la temporada 2020 por precaución sanitaria, lo que reduce su información disponible para ser reclutados por los equipos profesionales: “Hay jugadores en este Draft que realmente solo han jugado un año de futbol americano universitario”, menciona al respecto Duke Tobin.

Por primera vez, Clevelando, Ohio, será la sede del Draft, convirtiéndose en la octava ciudad que recibe el evento en su edición número 86. A pesar de la pandemia, la liga proyecta que 50,000 aficionados se den cita durante el fin de semana, que incluye actividades en el Energy Stadium, el Great Lakes Science Center y el Rock & Roll Hall of Fame.

deportes@eleconomista.mx