A pesar de los grandes avances, el VIH / SIDA sigue siendo uno de los retos de salud pública más importantes del mundo, en particular en los países pobres, con nuevos diagnósticos al año.