A partir de este lunes y hasta el 23 de octubre, como parte del programa México 500 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dieciséis cátedras se reúnen virtualmente bajo un mismo objetivo: dialogar para trazar rutas para el entendimiento de la descolonización.

Voces líderes en áreas como la danza, el teatro, el cine, la arquitectura, la literatura, las artes visuales, la gestión cultural y la defensa de los derechos humanos, como la socióloga k’iche Gladys Tzul Tzul, la lingüista y activista Yásnaya Aguilar, la vocera del Consejo Nacional Indígena (CNI), María de Jesús Patricio “Marichuy”, y el antropólogo e investigador Federico Navarrete, así como las escritoras Gabriela Jáuregui, Guadalupe Nettel y Juan Villoro, entre otros, cruzarán perspectivas en este primer Encuentro Internacional de Cátedras Extraordinarias, organizado por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

El objetivo es generar una vinculación con otras universidades de dentro y fuera del país, comparte en entrevista el legista y activista Jacobo Dayán, también coordinador de la Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos en las Artes. Sobre todo, expresa, se trata de poner a las voces indígenas en el centro de la discusión.

“Muchas universidades lo están haciendo, muchos medios también, pero es una obligación para la UNAM abrir este espacio e iniciar con la escucha de los pueblos indígenas: sus demandas y su realidad actual, porque quedan muy lejos de la visión de la opinión pública. Antes de empezar a platicar entre todos (sobre descolonización) es momento en que la universidad, las instituciones públicas, los medios de comunicación, la sociedad en general, hagamos un alto y escuchemos a los pueblos indígenas para entonces asimilar, comprender y a partir de ahí iniciar un diálogo”, comparte Dayán.

Y pone un ejemplo sobre cómo, aunque parecería lo contrario, aún es ausente la disposición para poner en el centro a las voces indígenas, una responsabilidad eludida tanto de las cúpulas del gobierno como de los medios de comunicación:

“Al inicio de la propuesta del Tren Maya la discusión era, y sigue siendo, con la lógica occidental, en términos económicos, quizás con la nueva variable del cambio climático. Pero no hubo una exigencia seria desde el centro, desde la opinocracia, desde los medios, de cómo se violentaban y se siguen violentando los derechos a la consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas, lo mismo que sobre el impacto que tiene este tipo de construcciones en los pueblos. El mundo indígena queda fuera del foco, fuera de esto que entendemos por progreso”.

¿Qué es la descolonización y cómo nos involucra?

“La descolonización se puede entender de distintas maneras”, apunta Dayán. “Me parece que lo que deberíamos estar haciendo es entender que la colonización primordialmente fue un proyecto discriminatorio, violento y de subyugación. Y pensamos que desapareció, que eso fue lo que ocurrió hace 500 años y el transcurso de los siglos lo ha ido suavizando hasta que hoy en día todos gozamos de derechos para poder representar nuestra identidad de la mejor manera. Pero esto no es cierto. Las condiciones de discriminación, de segregación, de violencia, desde el Estado, desde la sociedad y lo económico, permanecen como formas culturales y arraigadas”.

El cambio de nomenclaturas en las calles de la ciudad y el desmontaje de esculturas que hacen referencia al periodo colonial, en la opinión del entrevistado, “es una reacción para la tribuna, para abonar a una narrativa más de sombrerazo que de fondo”.

Argumenta que en decisiones como exigir una disculpa pública a la Corona o al gobierno español por lo ocurrido 500 años atrás la administración federal “en todo caso debió trabajar con España en la discusión, la reflexión colectiva de ese momento traumático. El presidente se trepa en una narrativa épica que alimenta sus bases y esta lógica de que su movimiento es el heredero de las grandes transformaciones del país, que es más una épica que una realidad (...) las autoridades no son dueñas de la memoria”.

Un anticipo del programa

Además de las 12 cátedras coordinadas por Cultura UNAM, de este primer Encuentro Internacional de Cátedras Extraordinarias toman parte la Cátedra Extraordinaria Federico Mariscal de la Facultad de Arquitectura, la Cátedra Alfonso Reyes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la Cátedra Abierta de la Universidad Diego Portales, en Colombia, y la Cátedra DAC, Diseño, Arte y Ciencia en América Latina.

En las mesas de discusión se abordarán temas como “Descolonizar la Universidad desde las voces de las mujeres”, “Experiencias en la arquitectura frente a los retos del siglo XXI”, “Colonialismo y descolonización en la música de concierto contemporánea”, “Libros, literatura, descolonización”. Se incluyen detalles de las mesas en los datos agregados de esta nota.

Algunas mesas del encuentro:

Diálogo magistral: 500 años de luchas por la vida

Participan: María de Jesús Patricio “Marichuy”, Juan Villoro y Pablo González Casanova

20 de septiembre, 11:00 horas

YouTube: Unidad Académica Cultura UNAM

Resistencias indígenas ante el proyecto neocolonial

Participan: Francisco López Bárcenas, Yasnaya Aguilar y Federico Navarrete

Modera: Yael Weiss

21 de septiembre, 11:00 horas

YouTube: Unidad Académica Cultura UNAM

Colonialismo y descolonización en la música de concierto contemporánea

Participan: Rodolfo Acosta, José Luis Castillo, Víctor Ibarra, Cristian Morales y Gabriela Ortiz

21 de septiembre, 17:00 horas

YouTube: MusicaUNAMDGM

Mujeres en lucha por el territorio y la vida

Participan: Gladys Tzul Tzul, Josefa Sánchez y Laura Hernández Urzúa

Modera: Guadalupe Nettel

22 de septiembre, 17:00 horas

YouTube: Unidad Académica Cultura UNAM

ricardo.quiroga@eleconomista.mx