Este viernes 23 de agosto se estrena un espectáculo inédito en los escenarios mexicanos. Una competencia de piano en vivo con músicos profesionales que recibieron la capacitación actoral por la Compañía de Teatro de Ciertos Habitantes en el Teatro Juan Ruíz de Alarcón del Centro Cultural Universitario.

Este montaje que se contempla como uno de los más fuertes del Festival IMPULSO, de ópera y artes escénicas, fue escrito por Mónica Hoth y con la dirección de Claudio Valdés Kuri. 

En entrevista con El Economista, el director habló de las valiosas interpretaciones de los músicos Sasha Cortés, Sebastián Espinosa, Konstantin Evmenkin -de nacionalidad rusa-, Mario Mendoza y Naomi Ponce de León.

“Esta obra se enmarca en un concurso de piano, con las fases correspondientes, eliminatorias, piano solo, piano trío y piano y orquesta. En el marco en el que se dan estas relaciones humanas vemos a unos competidores expuestos al nuestros comportamientos ante la competencia y situaciones límite, aunque utilicemos la música como metáfora o medio, nos habla a todos, porque todos estamos expuestos a la competencia”, expresó Kuri.

En Triple Concierto sonarán canciones de Bach, Mozart, Beethoven, Tchaikovsky, Liszt, Chopin, Grieg y Elordy.

Sobre la forma en la que han trabajado en esta obra Claudio Valdés Kuri dijo que la compañía de Ciertos Habitantes siempre ha trabajado con artistas multidisciplinarios que se les prepara para un discurso escénico, “estos fueron propiamente músicos a los cuales se les ha ido preparando en otros órdenes, porque el nivel de interpretación es muy alto, es un trabajo de investigación y capacitación conjunta, esto se ha ido construyendo con ellos, porque son especialistas en piano”, comentó.

El director que ha impartido algunos talleres de presencia escénica para músicos que esta es una clave del éxito de pianistas como Franz Liszt o Mozart, “como se sientan, como voltean, como se dirigen. Cuando el músico es consciente de su presencia se puede volver un imán más allá de lo que se escucha, porque somos un todo, no es una bocina la que está tocando, el ente en vivo es muy importante”, explicó.

Esta competencia puede generar también en el público ciertas preferencias, advirtió “que es de un partido de fútbol si no hay dos bandos de público, porque la competencia no es el pianista solo, viene con familia, maestros etcétera, hay mucha gente que va detrás del que está en frente y crea un ambiente muy festivo, es un público muy diferente al de un teatro” he ahí la innovación de esta puesta que se estrenará en la UNAM en un horario de 7 de la noche, y que estará a cargo de una de las compañías de teatro mexicanas con la mayor movilidad en el mundo, y que buscará después presentarse en otras ciudades adelantó el director.