Sergio Pitol falleció el 12 de abril del 2018 a los 85 años por complicaciones de una afasia progresiva.

A manera de monografía, podemos decir que Sergio Pitol Demeneghi nació en la ciudad de Puebla el 18 de marzo de 1933. Fue narrador, ensayista, editor y traductor de grandes obras de la literatura rusa, principalmente de Anton Chéjov, y de la literatura inglesa de autores como Henry James, una de sus grandes influencias, y Jane Austen.

Fue la traducción una actividad de la que sacó mayor provecho, no sólo por ser excepcional en lo que hacía, sino que además aprendió muchos trucos de los autores que traducía. También hizo larga carrera en el servicio diplomático y desarrolló una importante labor como crítico de arte

Sergio Pitol fue hijo de inmigrantes italianos y su infancia estuvo marcada por tragedias familiares: su madre murió ahogada y su padre murió de meningitis. También perdió a su hermana. Fue cuidado por su abuela y sus tías. A los seis años le dio malaria y mientras estuvo en cama fue acompañado por las obras literarias de Verne, Dickens, Twain y Stevenson.

En su libro Por orden alfabético (Anagrama, 2006), el editor Jorge Herralde dedica un capítulo al escritor mexicano, en donde recopila diversos textos que narran sus encuentros con él y habla sobre la personalidad y oficio del escritor: “Pitol es cada vez más admirado por diversas generaciones mexicanas, desde la suya propia hasta los del crack, pasando por la de Juan Villoro, generaciones muy distantes y distintas e incluso hostiles, que sólo tienen un denominador común: todos veneran a Sergio Pitol”, comenta el catalán en un texto realizado para el Simposio Diario de Escritores de la Fundación Luis Goytisolo en el 2001.

Sergio Pitol estudió Derecho y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México de donde se tituló en 1968. Posteriormente, es destinado como agregado cultural a Belgrado por la embajada de México en Yugoslavia, cargo del cual renunciaría a raíz de los eventos del 2 de octubre.

De 1969 al 71 se fue a vivir a Barcelona, en donde colabora en editoriales como Seix Barrar, Anagrama y Tusquets. Es este país en donde termina su primera novela El tañido de una flauta, trabajo con el cual ganará el Premio Rodolfo Goes. En 1972 va a Varsovia como agregado cultural y en 1975 a la embajada de México en París como consejero cultural. En 1977 estuvo en la embajada de México en Moscú, luego de haber estado poco tiempo en la embajada de México en Budapest.

Luego de su estancia en Rusia (hasta 1981), regresó a nuestro país a trabajar a la Secretaría de Relaciones exteriores y posteriormente en el Instituto Nacional de Bellas Artes. De 1983 a 1988 fue nombrado embajador de México en Praga y fue ahí en donde escribe El desfile del amor (Premio Herralde de novela) y Vals de Mefisto.

Vale la pena hacer un paréntesis científico, como lo diría el mismo Jorge Herralde en un texto escrito en 2004: Sergio Pitol era Piscis, como el mismo editor catalán y Luis Goytisolo, lo que se reflejaba en su personalidad: “… hipersensibilidad nada manifestada, silencios abisales, entusiasmos locuazmente inesperados, súbitas carcajadas y otras peculiaridades quizá no muy adecuadas para una comunicación fluida. Y, desde luego, no para llevar la voz cantante en un diálogo; nuestro registro y nuestra posible brillantez reside más bien en la acotación, en las notas como a pie de página (pertinentes o desaforadas, como las del chiflado profesor Kinbote en Pálido fuego de Nabokov).

Y entre los nativos del signo (aunque durante el diálogo pueda haber la angustia subyacente de a quién le toca el fardo de la voz cantante) se produce a menudo (como, creo, entre Sergio, Luis y yo) una singular sintonía: conocemos los sobreentendidos, somos expertos en ellos (aunque a veces nos pasemos de la raya sobrevalorando indicios y no nos enteremos de nada)”.

En el mismo texto, Herralde habla de la poca disposición del escritor a hablar de su vida sentimental, y lo describe como una persona que tenía un pudor a lo privado, rasgo que de pronto se equilibraba con “súbitas y embarazosas confesiones”. Y agrega “Aunque hemos tenido innumerables charlas sobre el mundo editorial, con el que ha colaborado durante años y que tan bien conoce (le dediqué un artículo llamado precisamente «Pitol, editor», por sus merodeos en el oficio), y aunque observa el paisaje con minuciosos ojos como de director literario (no son muchos los escritores con su visión panorámica y certera de la edición), ignoraba su fortísimo impulso juvenil”.

Durante sus años como editor, Pitol comenta que no tenía la menor idea de que se convertiría en escritor. Su apuesta era dirigir una editorial propia donde intentaría publicar a quienes se esforzaban por transformar la literatura mexicana. Por lo mismo, se preparó en la corrección de manuscritos, de galeradas y planas, en la traducción y en la realización de notas de lectura para varias editoriales.

A partir de su regreso a nuestro país en 1988, estuvo dando clases de literatura rusa en la Facultad de Filosofía y Letras y luego escribe La vida conyugal. En 1992 se regresa a Xalapa donde es nombrado profesor e investigador de tiempo completo en la Universidad Veracruzana. En 1993 obtuvo el Premio Nacional de Literatura. En 1999 fue Premio Latinoamericano y del Caribe Juan Rulfo y en el 2005 recibió el Premio Cervantes. 

Novelas

El tañido de una flauta (1972)

El desfile del amor (1984)

Juegos florales (1985)

Domar a la divina garza (1988)

La vida conyugal (1991)

Ensayos

Los climas (1972)

De Jane Austen a Virginia Woolf: seis novelistas en sus textos (1975)

La casa de la tribu (1989)

Juan Soriano: el perpetuo rebelde (1993)

Adicción a los ingleses: vida y obra de diez novelistas (2002)

De la realidad a la literatura (2003)

El tercer personaje, ensayos (2013)

Memorias

El arte de la fuga (1996)

Pasión por la trama (1998)

El viaje (2000)

El mago de Viena (2005)

Una autobiografía soterrada (2010)

Memoria: 1933-1966 (2011)

Libros de cuento

Tiempo cercado (1959)

Infierno de todos, (1971)

No hay tal lugar, (1967)

Del encuentro nupcial (1970)

Nocturno de Bujara (1981), reeditado por Anagrama como Vals de Mefisto, (1984)

Cementerio de tordos (1982)

Cuerpo presente (1990)

Un largo viaje, 1999

Premios

Premio de la revista Aventura y Misterio (México, 1958)

Premio Rodolfo Goes del Instituto Nacional de Bellas Artes (México, 1973)

Premio de la revista La Palabra y el Hombre (México, 1980)

Premio Xavier Villaurrutia (México, 1981)

Premio Herralde de Novela (España, 1984)

Gran Premio de la Asociación de Cultura Europea (Polonia, 1987)

Premio Nacional de Literatura (México, 1993)

Premio Mazatlán de Literatura (México, 1997)

Doctor honoris causa por la Universidad Autónoma Metropolitana (México, 1998)

Premio Juan Rulfo de Literatura Latinoamericana y el Caribe (México, 1999)

Premio Internacional Bellunesi che Hanno Onorato la Provincia in Italia e nel Mondo (Italia, 2000)

Premio Nacional Francisco Xavier Clavijero (México, 2002)

Doctor honoris causa por la Universidad Veracruzana (México, 2003)

Medalla Calasanz de la Universidad Cristóbal Colón del Puerto de Veracruz (México, 2004)

Premio de Literatura Miguel de Cervantes (España, 2005)

Premio Roger Caillois (Francia, 2006)

Doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Nuevo León (México, 2006)

Medalla Adolfo Ruiz Cortines del Congreso Legislativo del Estado de Veracruz (México, 2006)

Doctor honoris causa por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (México, 2007)

Medalla de Oro de Bellas Artes (México, 2008). 

@faustoponce