Más de 100 mujeres restauradoras pidieron a autoridades del gobierno de Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, con copia a la Secretaría de Cultura, Presidencia y la Coordinación Nacional de Conservación que las pintas de protesta que se hicieron en la Columna de la Independencia el viernes 16 de agosto pasado no sean removidas hasta que se garantice la seguridad de las mujeres de la capital.

Luego de las inconformidades en el manejo de casos de violación y feminicidio por parte de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina manifestaciones de mujeres se hicieron notar en las últimas semanas.

La posición de las expertas en conservación de patrimonio cultural pidieron que “por su alta relevancia social, histórica y simbólica, las pintas deben ser documentadas minuciosamente por profesionales, con el motivo de enfatizar y mantener viva la memoria colectiva sobre el acontecimiento y sus causas, así como promover una toma de conciencia para plantear y gestionar soluciones al problema de fondo”, la violencia hacia las mujeres.

Las pintas, calificaron, son un recordatorio condenable de la situación de violencia de género en México. Estipulan que de ser borradas se estarían silenciando una vez más las voces de que exigen se garantice la integridad y justicia a las víctimas de esta violencia.

Solicitaron así que este colectivo que se hace llamar Restauradoras con Glitter sean las responsables de dicha documentación y seguimiento del monumento artístico al resguardo del Gobierno Capitalino, que cerró sus puertas al público luego de las afectaciones que tuvo por los sismos de septiembre de 2017.

Desde entonces un grupo de restauradores de la UNAM ha llevado la investigación de las afectaciones al Ángel de la Independencia que no ha recibido restauración desde el año 2006.

 

 

Después de que el “problema de fondo” sea resarcido, piden que el tratamiento de la restauración sea interdisciplinar y con el tiempo necesario para analizar el componente de los químicos que se utilizaron en la movilización.

Autoridades culturales expresaron su opinión, mientras la secretaria de Cultura Federal Alejandra Frausto dijo que “los daños materiales son reversibles, pero reparar el daño a las mujeres es una tarea más ardua”, el secretario de Cultura de la CDMX, Alfonso Suárez del Real escribió que “quienes afirman que el vandalismo es la vía para derrocar al patriarcado, no entienden que las y los capitalinos le estamos apostando al exterminio absoluto de cualquier tipo de violencia”.

abr