Creo que una persona que rinde en su trabajo y va teniendo antigüedad debe tener sus derechos reconocidos. Son figuras claves, son gente sin la cual no funciona el mundo cultural del país. Por supuesto que estoy de acuerdo en que debemos proteger los derechos de todos los trabajadores de los organismos promotores de cultura”.

Carlos Francisco Ortiz Tejeda, diputado por Morena.

En vísperas de la toma de protesta del diputado Carlos Francisco Ortiz Tejeda como nuevo presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados y al mismo tiempo en que el pleno en San Lázaro vota para formalizar la conformación de las comisiones ordinarias para la LXV Legislatura, el legislador de 83 años y cineasta en activo durante los años 70 conversa con El Economista sobre las previsiones legislativas en materia de cultura.

“Mi idea es que no puedes llegar y barrerlo todo. No puedo hablar de lo pasado hasta que no me dedique unos días, una semana, a ver qué se quedó pendiente y por qué se quedó así”, responde a la pregunta sobre su visión de los temas a abordar de inicio en la comisión. Y comparte que está entre sus planes inmediatos entrar en contacto con Sergio Mayer Bretón, su predecesor en la presidencia.

“Ahora bien, me gustaría que en la hechura, en la representación, la comisión sea absolutamente plural. Quiero oír a los del PAN, a los del otro lado, para que pueda conseguirse el apoyo en cada proyecto”, expresa el presidente de una comisión que estará integrada por 36 legisladores, 14 de Morena y 22 de otras fracciones parlamentarias.

Se le consulta sobre la reacción del gremio acerca de su nombramiento como presidente de Cultura y Cinematografía para –según han dicho integrantes del sector– facilitar los procesos legislativos al modo de la postura de las cúpulas. Y responde: “reconozco que no soy neutral y tengo puntos de vista que defenderé y cuando no esté de acuerdo en algo presentaré mi voto en contra. Pero mi obligación es firmar si la mayoría de la comisión me lo dice. Seré absolutamente transparente y llevaré al consenso. Haré lo imposible para que las cosas sean honorables, que no haya influencias”.

La cinematografía, tema central en su agenda

A lo largo de la entrevista, quien en los años 70 fuera presidente de la Corporación Nacional Cinematográfica de Trabajadores y Estado (Conacite), creada durante el gobierno de Luis Echeverría, se refiere de manera reiterada al quehacer cinematográfico.

“El cine necesita estímulos. Se hace con talento, con ingenio, pero también con dinero. Es un arte pero también es una industria. Hay que incentivarla. Y no todo tiene que ser presupuesto, primero está el marco jurídico para todas las expresiones artísticas. No solo para la cinematografía, sino para el teatro, el ballet, para los artesanos. Porque otro de mis puntos de vista es que yo no distingo entre cultura popular y alta cultura”.

Comparte que ha conversado con la presidenta saliente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), quien el próximo 11 de noviembre será relevada en el cargo por la actriz Leticia Huijara.

En ese sentido, coincide con la postura de la AMACC en los últimos meses: sobre el riesgo de que la industria mexicana se convierta en ejecutora de contenidos audiovisuales y no en una industria creativa. “Creo que hay que auspiciar a nuestros creadores, porque a veces nos convertimos en maquiladores”, asegura.

Exhibición del cine nacional

Se consulta la postura del legislador sobre la iniciativa de Ley de Cinematografía y el Audiovisual, misma que al cierre de la legislatura pasada se regresó a Parlamentos Abiertos desde el Senado de la República con la promesa de retomarlos en esta legislatura.

Ortiz Tejeda se dice “absolutamente de acuerdo” con el incremento al 15% de los tiempos de exhibición para producciones audiovisuales mexicanas en cines comerciales y plataformas.

“Sí me gusta la idea de que se abran así las cosas para la industria. Después de todo, los exhibidores son los que se llevan la mayor parte. Por supuesto que a ellos no les interesa lo que habla el gremio. Ellos quieren que la gente entre a comer palomitas, ahí es donde está el gran negocio. Pero sí es cierto que estas cosas no se pueden hacer así, a rajatabla. Tiene que haber condiciones, cómo no. Exijamos para las películas mexicanas un 15% del espacio”.

No obstante, argumenta que: “no creo que las leyes, así de tajantes y rigurosas, puedan traer un beneficio sustantivo para que la calidad del producto cinematográfico mejore. Es un proyecto muy difícil, porque tienes que acompañar una legislación protectora, en la que estoy de acuerdo, con la buena manufactura del producto fílmico. Si les das esto (el incremento de porcentajes de exhibición) y se comienzan a hacer churros, ¿de qué sirve que la gente vaya al cine a ver un churro?”.

Dice que debe haber “lineamientos de calidad artística y de factura de producción. Es decir, no para cualquiera. Hay que decir: ‘¿quiere usted ser de los que estén protegidos por ese 15%? Vamos viendo su argumento y su producción’. Y no es censura, pero no se le puede dar el mismo tratamiento a todos. Es una respuesta de botepronto, pero sí creo que tiene que haber exigencias de calidad”.

Comisión de Cultura y Cinematografía

Presidente:

  • Carlos Francisco Ortiz Tejeda

Secretaría:

  • José Miguel de la Cruz Lima – Morena
  • Marco Antonio Flores Sánchez – Morena
  • Rafael Hernández Villalpando – Morena
  • Hirepan Maya Martínez – Morena
  • Paulina Aguado Romero – PAN
  • Justino Eugenio Arriaga Rojas – PAN
  • Genoveva Huerta Villegas – PAN
  • José Guadalupe Fletes Araiza – PRI
  • Jazmín Jaimes Albarrán – PRI
  • Janine Patricia Quijano Tapia – PVEM
  • José Alejandro Aguilar López – PT
  • María Leticia Chávez Pérez – MC

ricardo.quiroga@eleconomista.mx